4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 29 de octubre de 2016, 13:05

La Guerra civil española y el Winnipeg de Neruda desde la mirada de niños

Santiago de Chile, 29 oct (EFE).- El miedo a la distancia, la crudeza de la guerra y la unión entre dos países, cuenta la obra teatral "Los niños del Winnipeg", que narra, desde la mirada de cuatro niños, el viaje en el barco que gestionó Pablo Neruda para escapar de la guerra civil española, un montaje que se celebra en el festival chileno Cielos del Infinito, el más austral del mundo.

El 3 de septiembre de 1939, más de 2.000 pasajeros españoles embarcaron en el Winnipeg rumbo a Chile, país que les brindó asilo y los alejó de los horrores de la guerra civil española

La actriz española Edurne Rankin, vestida con un ancho vestido rojo, en un relato que cruza la historia reciente con la ingenuidad infantil, representa a dos niños y dos niñas que escapan del conflicto político del país europeo en el barco que encargó el chileno premio Nobel de Literatura .

"En la obra hay un homenaje a Neruda por el acto de valentía que supuso llevarlo a cabo. También hay un homenaje a la misma gente que se sentía que había perdido la guerra", comentó a Efe Edurne Rankin, quien es parte de la compañía chilena-española "La llave maestra".

Rankin agregó que "yo creo que no siempre tenemos buenos ejemplos en la historia de cómo comportarse un pueblo con otro y esta es una historia magnífica donde sí hay un final feliz".

"Los niños del Winnipeg" es una meticulosa obra teatral para niños que aborda tópicos poco comunes en expresiones artísticas dirigidas para menores, como la guerra, la separación y el miedo.

"En la obra los niños son diferentes. Todas las historias que encarnan los niños son verídicas, son reales, y hay desde anécdotas a hecho más grandes, por así decirlo", asegura.

La española puntualiza que cada personaje "encarna diferentes sensibilidades de cómo los adultos, los niños y todos tuvieron que enfrentarse a ese hecho, que de repente estalló un golpe de Estado, y a uno le cambia la vida como nunca se lo hubiese imaginado".

El director de la puesta en escena, el chileno Álvaro Morales, aseguró que "Los niños del Winnipeg" es "un melodrama para niños".

"Yo creo que esta obra tiene la fuerza de una historia que no se suele poner en escena para un público familiar; historias tristes o trágicas".

Morales reflexionó que de alguna manera "logramos crear un espectáculo que tiene mucha belleza, pero una belleza del dolor, y la transformación que también puede haber en el dolor hacia algo emotivo, pacífico, bello, no necesariamente denso o duro, y también con la idea que los niños, los jóvenes adultos puedan poner en valor esa emoción"

El montaje artístico es parte del festival de artes multidisciplinarias Cielos del Infinito, la celebración artística más austral del mundo que se realizara en Chile hasta el próximo 6 de noviembre, y que este año considerará una parada en Argentina.

Sobre el festival, la actriz Edurne Rankin comenta que "es único".

"Aquí hay un ambiente muy bonito que yo creo que tiene un encanto que se juntan muchas cosas a la vez. El lugar es único, es el fin del mundo. Tiene un paraje impresionante que uno viene aquí y se le abre la boca como un cajón gigante ante tanta maravilla", señaló.

La celebración considera Punta Arenas, Puerto Natales, Porvenir y Puerto Williams, todas ciudades de la austral región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Y este año se incluirá la localidad de Ushuaia, que se levanta en Argentina.