9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 21 de julio de 2016, 15:27

La Fiscalía reitera denuncia contra Lula y otros seis por obstrucción a la Justicia

Brasilia, 21 jul (EFE).- La Fiscalía brasileña reiteró hoy una denuncia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y otras seis personas por obstrucción a la Justicia en el marco de la investigación del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio Público Federal de Brasilia presentó ante la Justicia de la capital brasileña la denuncia contra Lula, el exsenador Delcidio Amaral, el empresario José Carlos Costa Bumlai, a quien la prensa local vincula con el exmandatario, y el expresidente del banco BTG Pactual, André Esteves, entre otros.

La denuncia ya había sido hecha por la Fiscalía General ante la Corte Suprema, pero pasó a manos de la Fiscalía de Brasilia después de que Lula y Amaral perdieran el fuero privilegiado, aunque por distintas razones.

Lula, quien había sido nombrado ministro por su sucesora Dilma Rousseff, perdió el fuero después de que la presidenta suspendida fuera apartada de su cargo y cambiara el Ejecutivo, mientras que Amaral fue despojado de su cargo de senador por sus colegas.

Según informó la Fiscalía en un comunicado, la denuncia fue remitida a un tribunal de Brasilia porque fue en esa ciudad donde supuestamente ocurrió la obstrucción a la Justicia por parte de los acusados.

Lula es investigado por supuestamente haber recibido favores en la adquisición de un apartamento en la playa y por las obras de reforma en una casa de campo que usaba en el interior del estado de Sao Paulo.

En ambos casos supuestamente recibió favores de grandes empresas constructoras acusadas de beneficiarse de los millonarios desvíos de recursos públicos en Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

El ex jefe de Estado, cuyo caso está en manos del implacable juez Sergio Moro, llegó a ser conducido a declarar por la Policía el pasado marzo en Sao Paulo, pero fue liberado horas más tarde.

Amaral, Bulmai y Esteves, por su parte, fueron arrestados por su implicación en la red de corrupción de Petrobras, aunque por casos distintos.