19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 21 de diciembre de 2016, 20:18

La Fiscalía de Panamá solicitará información a EE.UU. por el caso Odebrecht

Panamá, 21 dic (EFE).- El Ministerio Público panameño informó hoy que solicitará información a Estados Unidos luego de que el Departamento de Justicia de ese país difundió que la constructora brasileña Odebrecht pagó sobornos en 12 países del mundo, entre ellos Panamá.

"MP solicitará por conducto oficial, a USA información de caso Odebrecht", publicó escuetamente en su cuenta oficial de Twitter el Ministerio Público (MP-Fiscalía).

Documentos publicados este miércoles por el Departamento de Justicia de EE.UU. indican que Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países.

Los pagos se hicieron en relación con "más de 100 proyectos en 12 países, incluidos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela", de acuerdo con la información estadounidense.

En Panamá, país en el que Odebrecht ha tenido gran actividad de obras en los últimos años, los sobornos ascendieron a 59 millones de dólares.

Según el documento oficial, los pagos a funcionarios corruptos e intermediarios se realizaron entre 2010 y 2014, durante la administración del anterior presidente, Ricardo Martinelli, y con los contratos obtenidos la empresa logró 175 millones de beneficios.

El texto menciona como ejemplo el pago entre 2009 y 2012 de seis millones de dólares "a dos familiares cercanos de un alto funcionario del gobierno" relacionado con obras de infraestructura, que no identifica, y las coimas se realizaron a cuentas extranjeras designadas por el funcionario panameño y los intermediarios.

Los documentos fueron difundidos tras anunciarse un acuerdo judicial con la empresa, que se comprometió a pagar multas que suman unos 2.047 millones de dólares a los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para compensar los actos ilícitos por los que se le investiga en los tres países.