8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 9 de julio de 2016, 04:50

La Fiscalía alemana estudia multar a VW por beneficios con los coches trucados

Berlín, 9 jul (EFE).- La fiscalía de Braunschweig (norte de Alemania) ha abierto un procedimiento sancionador contra el grupo Volkswagen (VW), que podría verse obligado a pagar una multa sobre los beneficios conseguidos irregularmente gracias a la manipulación de las emisiones de gases en once millones de coches diésel.

El fiscal Klaus Ziehe confirmó al diario alemán "Süddeutsche Zeitung" y a las emisoras regionales NDR y WDR la apertura del procedimiento por las posibles "ventajas económicas" que logró el grupo automovilístico al instalar un software en los coches que trucaba los resultados en las pruebas de emisiones.

Según explican los medios citados, si Volkswagen en vez de esa manipulación hubiera invertido en la mejora de los dispositivos de control de las emisiones contaminantes sus beneficios habría sido presumiblemente menores, por lo las autoridades podrían exigir la devolución de la diferencia.

Como ejemplos pasados de este tipo de procedimientos el diario cita las multas que impuso la fiscalía de Múnich a Siemens (600 millones de euros) y a MAN (150 millones) por los sobornos pagados a autoridades y funcionarios en distintas partes del mundo para conseguir nuevos contratos y concesiones.

Este nuevo procedimiento se une a las investigaciones abiertas por la fiscalía de Braunsweig por fraude y manipulación en el escándalo de las emisiones tras descubrirse el caso y a las activadas en otros países, como España.

Esta pasada semana la Audiencia Nacional española decidió, a petición de la Fiscalía, imputar a Volkswagen Alemania por la presunta manipulación de determinados motores diesel de cuatro cilindros, lo que supondría un posible delito de fraude de las subvenciones y contra el medio ambiente.

En Estados Unidos, donde se destapó el escándalo, el grupo alcanzó un acuerdo con las autoridades y los consumidores por el que pagará 14.700 millones de dólares.