10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 18 de agosto de 2016, 01:00

La fiscala general de Argentina pide anular aumentos de tarifas del gas

Las leyes argentinas especifican el deber de buscar "tarifas justas y razonables" para garantizar "principios de accesibilidad, gradualidad, coherencia, progresividad y previsibilidad", dice su dictamen.

EFE

BUENOS AIRES, ARGENTINA

La procuradora general de Argentina, Alejandra Gils Carbó, emitió ayer un dictamen en el que se pronuncia en contra de la subida de las tarifas del gas ordenada por el Gobierno, en vísperas de que la Corte Suprema emita un fallo que podría llevar a frenar los aumentos en todo el país.

En una evaluación no vinculante para el máximo tribunal argentino, Gils Carbó recomendó que corresponde confirmar un fallo de la Justicia federal de la ciudad bonaerense de La Plata en el que se declaraba la nulidad, con alcance nacional, de los marcos tarifarios determinados en el primer cuatrimestre del año por el Ejecutivo.

Según informó el Ministerio Público Fiscal en un comunicado difundido en la web, el motivo aducido por la procuradora general es que no se produjeron audiencias públicas previas sobre el tema, necesarias para garantizar "el derecho constitucional de información, consulta y participación de los usuarios y consumidores".

"Si bien es cierto que el mérito o conveniencia de una política pública es una cuestión que excede el ámbito de una revisión judicial, no es menos cierto que tales políticas deben implementarse con acatamiento a los límites que resultan del marco regulatorio legal específico en la materia, y sin vulnerar los derechos y garantías constitucionales", expresó Gils Carbó en el texto.

justas y razonables. Además, la fiscala apunta que las leyes argentinas especifican el deber de buscar "tarifas justas y razonables" para garantizar "principios de accesibilidad, gradualidad, coherencia, progresividad y previsibilidad" y pone en duda que la normativa aplicada lo haga.

Las nuevas tarifas del gas implicaron que muchos argentinos vieran en sus facturas aumentos de hasta el 800%, lo que se sumó a incrementos simultáneos en otros servicios como la luz y el agua.

Posteriormente, el Ministerio de Energía rectificó y fijó un tope máximo del 400% de subida del gas para los particulares pero ello no evitó que la Justicia paralizara las subidas en algunos puntos del país.

En el dictamen emitido ayer, Gils Carbó también tiene en cuenta la multiplicidad de amparos y acciones judiciales promovidas a lo largo de todo el país, algo que, para ella, muestra que el incremento ponía en riesgo el acceso a un servicio básico, lo cual "pone en juego derechos humanos y fundamentales reconocidos en la Constitución".