4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 15 de octubre de 2016, 12:00

La fiscal de Florida ve repugnantes los comentarios de Trump e insiste en apoyarlo

Miami (EE.UU.), 15 oct (EFE).- La fiscal de Florida (EE.UU.), Pam Bondi, repudió el contenido del polémico vídeo sobre agresión sexual del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y dijo que como "cristiana" lo perdona y seguirá apoyándolo en su campaña.

La republicana ha sido reprochada por recibir en 2013 una donación de 25.000 dólares para su reelección del magnate inmobiliario en momentos en que el ahora candidato enfrentaba quejas de irregularidades en una universidad de su propiedad, denuncias que la oficina de la fiscal decidió no investigar.

"Creo que las declaraciones de Donald Trump son repugnantes. Repugnantes, y punto", dijo Bondi durante una reunión con la Federación de Mujeres Republicanas de Florida, en el condado de Pasco, en la costa oeste de Florida, publicaron hoy medios locales.

La fiscal, que no se había pronunciado sobre el polémico vídeo, divulgado la semana pasada, señaló sin embargo que mantiene su apoyo a Trump, quien ahora es acusado por al menos ocho mujeres de manoseo y otros acercamientos sexuales sin el consentimiento de ellas.

"He hablado con él varias veces (y) que cree que lo que dijo es repugnante", expresó Bondi.

La fiscal señaló que así como Mike Pence, gobernador y fórmula de Trump a la Presidencia, había perdonado al candidato basado en sus creencia "cristianas evangélicas", ella también lo hacía.

"Yo creo en el perdón", aseguró Bondi al referirse a Trump, quien ha negado todas las acusaciones de agresión sexual.

La campaña de Trump señaló en su momento que la Fundación Trump, sin ánimo de lucro, cometió un error de oficina al dar el dinero a And Justice for All, el comité político de Bondi.

Trump ha sido salpicado por documentos de la Universidad Trump y podría testificar por fraude el 28 de noviembre, poco después de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, en las que enfrenta a la demócrata Hillary Clinton.