9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 26 de noviembre de 2016, 16:59

La FIL Guadalajara aplaude la firmeza de Norman Manea ante las cicatrices

Guadalajara (México), 26 nov (EFE).- Las páginas del escritor rumano Norman Manea, que conjugan las cicatrices de la persecución y del exilio y también "la firmeza de la resistencia a ellos", fueron reconocidas hoy por la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, en la entrega del Premio en Lenguas Romances 2016.

El autor (Bucovina, Rumania, 1936) sintetizó, al recibir el galardón en la inauguración de la 30 edición de la FIL, lo que para él es su escritura: una alianza entre la "experiencia biográfica de la exclusión y la opresión con la alegría 'libresca' de la literatura".

El discurso de Manea, realizado en su lengua natal y con referencias a las divisiones históricas que ha sufrido su región con el paso del tiempo, se convirtió en un alegato a las raíces de un hombre sobre el cual, no obstante, recae la huella del exilio.

Esgrimió, además, argumentos firmes en contra de la "comercialización y vulgarización del sufrimiento"; una constante que ha mantenido a lo largo de trayectoria, en la que dijo haber resistido a "la cicatriz de los traumas".

El autor de libros como "El sobre negro" (1986) o "El regreso del hooligan" (2003) relató cómo una mañana de octubre de 1941 fue trasladado hacia el "apocalipsis", al campo de concentración donde aprendió "una primera y esencial lección sobre vida y horror".

La deshumanización, las humillaciones y la incertidumbre, que confluyeron en lo que calificó como su "primer exilio", dieron paso a la "resurrección" que fue su liberación, con la que sus ojos de niño redescubrieron la "maravilla de la banalidad".

Fue entonces cuando empezó a forjar su férrea vinculación con la escritura; un volumen del cuentista rumano Ion Creanga volcó sus anhelos hacia las letras, y su primera creación fue un poema dedicado a una niña de ojos azules que -rememoró-, resultó ser una "musa indiferente" a sus palabras.

El estilo de Manea es "elegante e inesperado", bañado en un sentido del humor "perspicaz" e inteligencia, valoró el escritor y editor Alberto Manguel en la lectura de la semblanza del rumano.

Evitando las etiquetas y los lugares comunes que llevan al "pensamiento perezoso" del escritor, Manea trata temáticas profundas como los horrores del totalitarismo, apuntó.

El también director de la Biblioteca Nacional de Argentina resaltó que la producción literaria del autor escapa a identificaciones precisas sobre el lugar o los opresores donde se desarrolla la acción, lo que facilita que, en cualquier parte del mundo, el lector que sufre represión pueda sentirse identificado.

Y si los opresores adaptan esta personalidad difuminada, los protagonistas opacados por las prácticas dictatoriales adquieren una multiplicidad de formas: desde el niño de cinco años que aporta su mirada del exilio hasta el "judío errante", pasando por el hombre joven, el "hooligan" subversivo y rebelde, añadió Manguel.

Lejos de mostrar los conflictos que vuelca en sus libros como algo distante, Manea recordó que el mundo de hoy enfrenta no solo "las contradicciones de una modernidad rápida y rápidamente cambiante, sino también las nuevas contradicciones y los nuevos conflictos de la actualidad".

Tras mencionar ejemplos como "las crecientes migraciones desde Oriente y África hacia Europa" y "la oscuridad belicosa y glacial de Corea del Norte e Irán", el autor sentenció que "necesitamos más que nunca lucidez y coraje, solidaridad y sabiduría".

"¿Dónde podemos encontrar el lugar de la cultura y la literatura bajo el asalto de la vulgaridad, el comercialismo y las maniobras políticas del mundo contemporáneo?", dejó como reflexión el rumano.

La FIL se desarrollará hasta el próximo 4 de diciembre en la capital del occidental estado de Jalisco con la participación de 650 autores provenientes de 44 países.