9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 13:30

La Fed se reúne sin perspectivas de subida de tipos hasta finales de año

Washington, 26 jul (EFE).- El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos comenzó hoy su reunión de dos días sin que se espere una nueva subida de tipos, algo que el banco central podría no considerar apropiado hasta finales de este año.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, y el comité que decide la política monetaria estadounidense se reúnen hasta el miércoles para analizar la situación económica y decidir sobre posibles subidas de los tipos de interés en un momento de optimismo moderado, debido a la incertidumbre en la economía global.

La Fed mantiene los intereses de referencia entre el 0,25 % y el 0,50 %, después de la subida de un cuarto de punto decidida en diciembre pasado, el primer incremento en casi una década.

El mes pasado, Yellen dijo en un testimonio en el Congreso que espera que la economía estadounidense siga creciendo, aunque persisten "incertidumbres considerables sobre las perspectivas económicas".

En el primer trimestre del año, el producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos aumentó a un modesto ritmo anualizado del 1,1 %, mientras que este viernes se conocerá el dato preliminar del segundo trimestre.

La volatilidad en la economía global, especialmente tras la decisión a favor de abandonar la Unión Europea por parte de los votantes británicos el pasado 23 de junio, el llamado "brexit", sigue atemperando el optimismo por la marcha de la economía estadounidense.

En la reunión de mediados de junio, la Fed acordó esperar para ver el resultado del referéndum y los efectos de una posible retirada del Reino Unido de la Unión Europea, algo que ha hundido la libra esterlina y elevado los miedos sobre opciones políticas que abogan por aislacionismo económico y comercial.

Una economía estadounidense más dependiente de la demanda exterior ha llevado a la Fed a tener más en cuenta la estabilidad del valor del dólar a la hora de determinar la dirección de la política monetaria.

La economía de EE.UU. se encuentra cercana al pleno empleo, con una tasa de desempleo del 4,9 % y con una generación de puestos de trabajo sólida, pero con muestras de debilidad, como el dato de mayo, muy por debajo a lo esperado.

La demanda interna, de la que dependen dos tercios de la economía estadounidense, ha mejorado en los últimos meses tras el estancamiento mostrado a comienzos de año, algo que se ve favorecido por un dólar relativamente más sólido frente a las principales divisas.

En la reunión que comenzó hoy, los responsables de la política monetaria estadounidense examinarán muy de cerca la evolución de la inversión fija de capital, que no da muestras de consolidarse del mismo modo que el marcado laboral.

Ese punto débil podría adelantar una nueva caída en los datos de creación de empleos en el sector privado y poner a la Fed a la defensiva, dilatando aún más una subida que los analistas esperan en septiembre o diciembre.

Para ello, habrá que examinar el miércoles el comunicado final de la reunión, especialmente en cómo se refieren a la situación del mercado laboral o cómo califican el impacto de "brexit" con los ánimos más calmados y el nuevo gobierno de la primera ministra Theresa May instalado en "Downing Street".

También será clave ver cómo se refiere la Fed a la evolución de la inflación, que sigue por debajo del 2 %, pero está apuntando alzas moderadas que lo acercan al objetivo marcado y para lo cual una subida demasiado temprana de los tipos de interés podría ser contraproducente.

Por su parte, los mercados bursátiles dan por hecho que el banco central estadounidense no se encuentra en situación para proseguir su aumento gradual de los tipos de interés, algo que parecía que se iba a convertir en la normal durante 2016, año para el que se llegaron a esperar hasta cuatro subidas del precio del dinero.