19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Parcialmente nublado
24°
35°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 9 de enero de 2017, 22:35

La exvicepresidenta Baldetti culpa al Estado de posibles atentados en su contra

Guatemala, 9 ene (EFE).- La exvicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti (2012-2015), en prisión preventiva por varios casos de corrupción, aseguró hoy que, debido a la "mínima" seguridad que la protege, el Estado será responsable de un eventual atentado en su contra.

"Que quede grabado y hago responsable al Estado de Guatemala de cualquier cosa que suceda", dijo la exfuncionaria durante una audiencia por un caso de corrupción en la limpieza de un lago, en la que aprovechó para alertar que debido a la escasa seguridad cualquiera puede asaltarla durante los traslados a Tribunales.

Baldetti le pidió al instructor del caso tratar a todos los implicados por igual, pues tiene la "impresión" de que algunos tienen "más cuello (privilegios) que otros".

"Si todos somos culpables, todos somos culpables. Si todos somos inocentes, todos somos inocentes", agregó.

La exvicepresidenta, en prisión preventiva desde agosto de 2015, reconoció que la situación en la cárcel no es fácil: "todos tenemos una pastilla de depresión encima porque no es fácil estar detrás de las rejas".

El juez encargado de la causa, atendiendo a la declaración de Baldetti y a la petición de su defensa, dijo que la ex alta funcionaria ya no tendrá que acudir a las audiencias, donde será representada por su abogado.

Un total de 15 personas están acusadas por la Fiscalía de participar en un fraude millonario para limpiar un lago con "un producto milagroso" que resultó ser "agua con sal", un hecho por el que pide la apertura de un juicio oral y público contra los imputados.

El pasado 11 de marzo, el juez Arnoldo Orellana, del Juzgado de Villa Nueva, determinó enviar a prisión preventiva a los implicados al entender que había peligro de fuga y de obstruir la investigación por parte de todos los acusados, incluida Baldetti, que está acusada de los delitos de tráfico de influencias, asociación ilícita y fraude.

Según la investigación, la exvicepresidenta usó su poder político cuando ejercía el cargo para otorgar la concesión de un contrato para la limpieza del Lago Amatitlán por valor de 137,8 millones de quetzales (17,96 millones de dólares) a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD.

El hermano de Baldetti, Mario, también procesado por los mismos delitos, ejerció supuestamente de intermediario entre la empresa y el Estado, y fue quien coordinó todas las acciones para realizar esta operación considerada fraudulenta, de la que daba cuentas a Baldetti, a menudo a través de varios informes con el alias "la mera, mera", como prueban los correos electrónicos.

Entre las otras trece personas implicadas en el caso está el ex comisionado presidencial del Agua Pablo Roberto González Córdova, procesado por los mismos delitos, y que según la fiscalía hizo creer que el proyecto para limpiar el Lago de Amatitlán, propuesto por una empresa israelí, era la única solución posible.

El objetivo del grupo acusado, según la investigación, era lograr, a través de la creación de esta empresa, la licitación por parte del Estado de Guatemala para "obtener un beneficio económico".

La convocatoria pública para adjudicar el contrato fue publicada en Guatecompras (portal de adjudicaciones del Estado) con solo un día de margen para presentar toda la documentación, lo que lleva a la Fiscalía a concluir que ya estaba otorgado de antemano.

A través de varios testaferros, la empresa distribuyó parte de 22 millones de quetzales (2,97 millones de dólares) entre los funcionarios involucrados en la trama, incluido el director de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (Amsa), Edwin Ramos, y responsables del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Los otros doce acusados fueron procesados por diferentes delitos, como fraude, cohecho pasivo, incumplimiento de deberes, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito.

Todos están a la espera de que el juez decida si hay o no juicio.