20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 24 de marzo de 2017, 16:45

La Escondida revisará su modelo operativo tras el fin de la huelga de trabajadores

Santiago de Chile, 24 mar (EFE).- El fin de la huelga de los trabajadores de la minera La Escondida obligó a la compañía a "revisar sus planes" y su "modelo operativo", según informó hoy la empresa a través de un comunicado.

Los huelguistas, que paralizaron las tareas extractivas durante 44 días para reclamar mejoras laborales y salariales, resolvieron este jueves levantar la huelga y volver a sus puestos laborales el próximo sábado.

Los 2.500 trabajadores sindicalizados de la empresa que emplea a 4.500 personas se acogieron al artículo 369 del Código del Trabajo, una norma que permite mantener por 18 meses la vigencia del anterior contrato colectivo.

"Este nuevo escenario nos obliga a revisar nuestros planes, nuestro modelo operativo, y nuestras estructuras para hacer frente a esta realidad, que evidentemente no era la deseada", indicó Marcelo Castillo, presidente de Minera Escondida, controlada por la australiana BHP Billiton.

Dicho artículo es una facultad unilateral del sindicato a la cual la empresa no puede negarse y que permite extender el contrato colectivo sin considerar ningún tipo de ajuste o un bono para el término de la negociación.

"Lamentamos que el proceso de negociación colectiva termine de esta manera. Fueron 44 días de huelga y de desgaste innecesario", añadió.

Al parecer de la empresa, el artículo 369 "está lejos de ser un acuerdo y mucho menos una razón de orgullo", pues no ganan ni los trabajadores ni la empresa.

Este viernes la compañía activó el plan de reinicio de operaciones que permitirá la incorporación gradual de trabajadores y colaboradores a sus respectivas labores "para restablecer la producción, resguardando la seguridad ante todo".

Escondida mejoró la semana pasada algunos puntos de su oferta original, como aumentar de ocho a once millones de pesos por trabajador el bono de término de conflicto (de unos 12.100 a unos 16.600 dólares).

También accedió a un ajuste salarial equivalente a la tasa de inflación y a la igualdad de trato entre trabajadores nuevos y antiguos en el otorgamiento de algunos beneficios.

Los trabajadores, que pedían originalmente un bono de 25 millones de pesos (unos 37.800 dólares) y un aumento salarial de 7 %, redujeron sus demandas a tres puntos que consideran intransables: respeto a la jornada laboral y tiempos de descanso, mantener los beneficios del convenio colectivo anterior y que todos se otorguen por igual a trabajadores nuevos y antiguos.