2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 27 de agosto de 2016, 11:34

La entrada en campaña de Sarkozy no seduce a los franceses

París, 27 ago (EFE).- El anuncio del expresidente conservador francés Nicolás Sarkozy de presentarse a las primarias del partido Los Republicanos con la vista puesta de nuevo en el Elíseo en 2017 no ha seducido a los franceses, indica un sondeo difundido hoy.

La encuesta efectuada por el instituto demoscópico Odoxa-Dentsu para el diario Le Parisien detalla que al 66 % de las más de 5.000 personas encuestadas no les ha convencido ese regreso, anunciado el pasado lunes a través de su libro "Tout pour la France" (Todo por Francia).

El éxito mediático, según ese periódico, no va acompañado de respaldo ciudadano, si bien un 53 % de los simpatizantes de derechas sí le defienden.

Aunque en las redes sociales y en los medios el exjefe de Estado es quien ocupa más espacio, el sondeo apunta que su principal rival en las primarias, el exprimer ministro y actual alcalde de Burdeos, Alain Juppé, le adelanta en la intención de voto.

Un 38 % votaría a Juppé en la primera vuelta de esos comicios internos, previstos para noviembre, frente al 24 % que se posiciona a favor de Sarkozy, que pierde dos puntos porcentuales en los últimos dos meses.

La paradoja de esta encuesta, según Le Parisien, es que aunque su entrada en campaña recibe un suspenso las principales líneas de su programa político son aprobadas.

Un 72 % es partidario de encerrar o someter a vigilancia electrónica a los fichados por radicalización islamista, un 64 % no quiere ofrecer menús alternativos en los comedores escolares o un 62 % apuesta por suspender la posibilidad de reagrupación familiar para los trabajadores extranjeros.

Sarkozy efectuó su primer mitin público este pasado jueves y en ese encuentro dijo "querer ser el presidente que restablezca la autoridad del Estado en cada centímetro de la república, primera urgencia y exigencia de los franceses".