10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

La educación que Paraguay necesita

Aquel fue un programa muy bueno en radio Fe y Alegría AM 1300.

El profesor Melquíades Alonso nos presentó dos convenios del MEC y sobre su contenido comenzó el micrófono abierto.

El primer convenio es con la universidad norteamericana de Georgetown. El segundo con grupo de empresarios paraguayos de Juntos por la educación.

Los dos tienen cosas buenas, pero en los dos existe una cierta renuncia de la soberanía educativa que se pone en manos de un grupo nacional o extranjero.

Voy a intentar explicar lo que se trató en aquel programa.

Nadie duda en que nuestro sistema educativo está en crisis. Tampoco de que la solución no es fácil. Y todos, también, estamos convencidos de que tiene que ser total. No basta mejorar la secundaria sin mejorar la universitaria o viceversa. Ambas están como entramadas. Están conectadas.

Cuando leo de que se tratan esos convenios uno se da cuenta de la importancia y fuerza de esos dos grupos empresarial paraguayo o universitario norteamericano. Y que el karakú, a nivel secundario o de la universidad en la toma de las decisiones importantes y en la ejecución, tal como aparece en los escritos, los ponemos en sus manos.

Y que quede claro que se habla de que ambos convenios se apoyan en la ayuda de paraguayos en conseguir los datos, inclusive en su participación activa imprescindible pero repito, las decisiones y, cada vez más, la dirección de los planes para llevarlos a la práctica está fuera nosotros. En cierto modo, cedemos la soberanía educativa.

El resultado de aquel micrófono abierto en Radio Fe y Alegría era que debiera de ser lo contrario.

Quienes sabemos de nuestra educación mejor que nadie y además es nuestra responsabilidad, éramos los paraguayos unidos a ella desde todos sus aspectos. Y que tan tanto, Georgetown como debieran de ser auxiliares bajo nuestra dirección.