10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 24 de octubre de 2016, 11:15

La derecha chilena quita 20 alcaldías al oficialismo y le gana en el computo general

Santiago de Chile, 24 oct (EFE).- La oposición de derecha surgió como la ganadora de las elecciones municipales celebradas en Chile este domingo, al aumentar en una veintena las alcaldías bajo su control, pero en números absolutos superó por sólo tres a la derrotada coalición oficialista, según los datos oficiales.

En el marco de una abstención en torno al 65 %, según las cifras entregadas por el Servicio Electoral (Servel), el opositor conglomerado Chile Vamos obtuvo un 41,74 % de los votos, que le permitirán gobernar 144 de los 346 municipios del país.

En tanto, la oficialista Nueva Mayoría obtuvo el 40,87 % de las preferencias y gobernará 141 municipios, 26 menos de los que tenía hasta ahora.

Según diversos analistas, el aumento de la abstención terminó por favorecer a la oposición, cuya victoria se vio acentuada por el triunfo de sus candidatos en municipios emblemáticos, como Santiago Centro, Providencia y Ñuñoa, en la capital del país.

En Santiago, el conservador Gustavo Alessandri destronó a la socialdemócrata Carolina Tohá y en Providencia la excandidata presidencial Evelyn Matthei recuperó la alcaldía para la derecha, superando a Josefa Errázuriz, una dirigente vecinal progresista que iba por la reelección.

La excepción fue el puerto de Valparaíso, donde un joven político vinculado a la izquierda autónoma, Jorge Sharp, ganó la alcaldía con un 53 % de los votos, superando al derechista Jorge Castro, que buscaba la reelección, y al candidato oficialista, un cantante de cumbias y regaetton conocido como DJ Méndez.

En el municipio de Zapallar, en la costa de Valparaíso, la elección no se ha definido aún debido a un empate entre la democristiana Carolina Letelier y el derechista Gustavo Alessandri, ambos con 2.045 votos a su haber.

La derecha celebraba hoy con bombos y platillos un resultado que ve como un anticipo de una victoria mayor en las presidenciales de noviembre de 2017, aunque su mejor carta a La Moneda (sede de Gobierno), el expresidente Sebastián Piñera, se resiste a lanzarse a la carrera e insiste en que lo hará recién el próximo marzo.

En las filas oficialistas el ambiente es de funeral. Ningún jefe de partido acompañó a la presidenta Michelle Bachelet cuando la noche del domingo se dirigió al país con un marcado tono autocrítico y hoy no se celebró en La Moneda la tradicional reunión del comité político de los lunes, a la que asisten los jefes de los partidos oficialistas.

La senadora Carolina Goic, presidenta de la Democracia Cristiana, el partido oficialista que salió mejor parado de la contienda municipal, comentó hoy que la candidatura del expresidente Ricardo Lagos para 2017 "está en una situación muy, muy compleja".

Lagos es acusado de haber cometido el error de "presidencializar" las elecciones municipales y en la misma DC el senador Ignacio Walker, que aspira a ser candidato a La Moneda, dijo que tras el resultado del domingo, "no tiene sentido" celebrar primarias presidenciales en la coalición oficialista.

A nivel de partidos, los comicios mostraron que, salvo excepciones, los votantes no castigaron la corrupción, pues la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), una de las formaciones más involucradas en la financiación ilegal de campañas políticas, obtuvo la más alta votación (15,12 %) y gobernará en 52 municipios.

Los candidatos independientes fueron la sorpresa de la jornada, al acumular un 14,83 % de los votos y ganar 51 municipios, mientras el también derechista Renovación Nacional (RN), con un 13,37 % de los votos, controlará 46.

Otros 46 serán gobernados por independientes que iban en las listas de la coalición Chile Vamos, mientras que 43 estarán en manos de la Democracia Cristiana, que logró un 13,37 % de los votos y 37 serán dirigidos por independientes incluidos en las listas de la Nueva Mayoría.

El oficialista Partido por la Democracia (PPD), fundado por Ricardo Lagos, obtuvo un 7,55 % y gobernará en 26 municipios, mientras que el Partido Socialista, de la presidenta Michelle Bachelet, con un 7,28 %, controlará 25 alcaldías.

Ambas colectividades aparecen como las más castigadas por los electores, que dieron la espalda al Gobierno por los casos de corrupción, mala gestión y errores, como cambios de domicilio en el censo electoral no solicitados, que afectaron a casi medio millón de personas.

La presidenta Bachelet, cuyo hijo, Sebastián Dávalos, y la esposa de este, Natalia Compagon, son investigados por presunto tráfico de influencias y uso de información privilegiada en el marco de un millonario negocio inmobiliario, se ha visto fuertemente perjudicada por estos factores, con una pérdida de popularidad hasta niveles del 20 %, que no ha podido revertir.

Nelson Sandoval Díaz