2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 17 de octubre de 2016, 13:32

La Defensoría uruguaya reitera la necesidad del país de permitir el voto exterior

Montevideo, 17 oct (EFE).- La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) presentó hoy un informe en el que reitera la necesidad que existe en Uruguay de aprobar e instrumentar "un proyecto que habilite el voto de los uruguayos y uruguayas" en el exterior antes del fin de la presente legislatura.

El documento presentado es el segundo de su clase, puesto que la INDDHH emitió un primer informe en 2013, cuando Paraguay habilitó el voto desde el extranjero, quedando sólo Uruguay y Chile en la región sin permitir el ejercicio de este derecho.

Actualmente, y después de que Chile aprobara también una ley en favor del derecho al sufragio desde exterior el 30 de abril de 2014, Uruguay es el único país de América del Sur que sigue sin permitir a sus ciudadanos votar desde una nación extranjera.

"Nos parece un tema fundamental sobre los derechos de los uruguayos que están fuera del país y también de los que estamos dentro en términos de responsabilidad", dijo en el acto de presentación del documento una de las directoras del INDDHH, Mariana González.

Añadió que "si se sigue postergando se volverá a juntar con tiempos electorales y nuevamente quedará para una nueva legislatura".

"Y creemos que eso no puede seguir sucediendo", aseveró.

La recomendación de la Institución es que se implemente un proyecto de ley que permita el voto consular de los ciudadanos residentes en el exterior.

Esto, a juicio de la directora del INDDHH, Mirza Guianze, reflejaría la "consagración de un derecho que tienen todos los uruguayos vivan donde vivan".

Para Guianze, actualmente los derechos de los uruguayos no están suspendidos sino "condicionados" a que la persona se pueda trasladar al país a votar, con lo cual hay "una situación de desigualdad total entre el que tiene recursos económicos para viajar y el que no".

Según los expertos de la INDDHH, el derecho a voto de los ciudadanos en el exterior "deriva directamente de la Constitución" y "en ningún momento la Constitución agrega una exigencia de residente en el país o niega este derecho a los que están fuera" del mismo.

En este sentido, desde la INDDHH consideran que es "absolutamente innecesaria" la reforma de la Constitución, uno de los argumentos de peso de los detractores de esta medida.

Asimismo, los expertos consultados por la Institución apelan a la obligatoriedad del voto en el país, que rige desde 1996, con lo que permitir el voto exterior sería también "asegurar el cumplimiento de la obligación de votar" de los ciudadanos.

Por su parte, el director general para Asuntos Consulares, Jorge Enrique Muiño, dijo que desde su oficina están dispuestos "a hacer el trabajo necesario" y que cuentan con la tecnología para poder implementar la medida.

Actualmente hay dos proyectos de ley en el país que se encuentran paralizados.

El motivo de la falta de avance en el asunto es que las leyes en materia electoral requieren mayorías especiales para los procedimientos.

"Ahí está el escollo, tiene que haber una voluntad política y tiene que haber acuerdo de los partidos para que se haga una ley en la cual se permita votar a los ciudadanos", sentenció Guianze.

Preguntadas sobre la cantidad de personas que actualmente no pueden ejercer su derecho a voto por residir en Uruguay, las directoras del INDDHH dijeron que "no hay certeza" del número exacto, especialmente porque ya hay "segundas y terceras generaciones de uruguayos en el exterior", manifestó González.

Según Muiño, se trata de un aspecto difícil de conocer, especialmente porque Uruguay elimina del padrón por ley a aquellos que no hayan votado -por el motivo que sea- después de dos elecciones seguidas.

Los últimos datos de la Cancillería, que fueron recogidos entre 2014 y 2015 con motivo de las últimas elecciones, estiman que hay unos 529.400 uruguayos de primera y segunda generación en el exterior, pero no se tienen datos de aquellos de tercera, que a partir del año pasado también son ciudadanos naturales.