28 de septiembre
Miércoles
Calor
17°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
18°
35°
Viernes
Mayormente nublado
17°
31°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 6 de septiembre de 2016, 10:27

La defensa de un exministro argentino ve prematuro que vaya a juicio por el choque de un tren

Buenos Aires, 6 sep (EFE).- La defensa del exministro argentino de Planificación Federal Julio de Vido (2003-2015) consideró hoy "prematura" y "demagoga" la decisión de un juez de enviarlo a juicio oral en la causa que investiga su responsabilidad en el choque de tren que dejó 51 muertos y 700 heridos en Buenos Aires en 2012.

"Esta resolución es prematura" ya que, "después de cuatro años" de investigación, el juez a cargo de la causa, Claudo Bonadio, "intenta generar un trámite exprés y llevar a juicio a De Vido sin revisar una sola" de las pruebas "que le hemos presentado", señaló en declaraciones a radio Vorterix el abogado a cargo de la defensa, Adrián Maloney.

El magistrado dictó este lunes el fin de la fase de instrucción con relación al exministro (actual diputado del kirchnerista Frente para la Victoria), acusado de delitos de descarrilamiento "agravado" por haber fallecidos y heridos "y por defraudación contra la administración pública", y decidió enviarlo a juicio oral y público pese a varias peticiones de sobreseimiento de la defensa.

La causa investiga la responsabilidad de De Vido en la denominada "tragedia de Once", ocurrida el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea ferroviaria Sarmiento, que conecta la capital argentina con el oeste de su conurbano, se empotró contra un andén de la estación cabecera en la hora punta de la mañana.

"Ser ministro no puede llevarnos a considerar que cualquier situación que pasara dentro de la órbita de ese Ministerio puede ser considerada como un conocimiento específico que lo lleve a una responsabilidad penal", aseguró Maloney.

Esto no quiere decir "que no haya conocido" o que "no haya participado" en la planificación de políticas en materia ferroviaria, "el problema es que considerar ese conocimiento como responsabilidad penal es totalmente equivocado", agregó.

"No salgo de mi asombro con la actitud que ha tenido el juez de instrucción en esta causa" al darle un impulso "indebido", dijo el abogado antes de apuntar que "está en riesgo" la validez del juicio porque no se respeta el derecho de defensa.

"No queremos hacernos cargo de invalidar este juicio y que después entiendan que hay una actitud dilatoria o impropia" porque "es una causa que respetamos", aclaró.

Maloney reveló que el exministro está convencido de que existe un "cerco judicial" en su contra, "avalado" por motivos políticos.

Ayer, nada más conocerse la decisión de la Justicia, la defensa de De Vido emitió un escrito en el que aseguró que no descarta concurrir a la jurisdicción internacional "en virtud de las graves violaciones a la Constitución Nacional y los tratados por ella incorporados" llevadas a cabo por Bonadio.

"Un Juez así, una justicia así, y un proceso así, no sirven a la Justicia sino a la venganza", rezaba el texto, difundido por los medios de comunicación locales.

La Cámara Criminal y Correccional en lo Federal de Buenos Aires había dispuesto este año el procesamiento sin prisión preventiva para De Vido, al considerar que conocía las "graves falencias" del sistema ferroviario y no adoptó ninguna medida para solucionarlo.

En el marco de esta causa, en diciembre de 2015, la Justicia condenó a ocho años de prisión al exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi (2009-2012) y a su antecesor, Ricardo Jaime (2003-2009), por un "delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública".