2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 29 de agosto de 2016, 12:30

La defensa de exministro colombiano en EE.UU. asegura que no puede ser extraditado

Washington, 29 ago (EFE).- El abogado del exministro colombiano Andrés Felipe Arias, condenado en su país a casi 18 años de cárcel por corrupción, aseguró hoy que EE.UU. no puede extraditarlo hasta que haya resuelto el proceso de asilo en el que está inmerso desde 2014.

"El proceso de asilo es el más importante, porque no se puede definir su extradición hasta tanto no le definan a él si lo van a asilar o no", explicó hoy el letrado Víctor Mosquera en declaraciones a los periodistas en Washington.

Mosquera, que lleva la defensa de decenas de casos del entorno político del expresidente colombiano Álvaro Uribe, considera que la coincidencia de la detención de Arias el pasado miércoles con el anuncio del acuerdo de paz en Colombia es algo "extraño" y apunta a un intento "de intimidar a la oposición con este tipo de acciones".

"Creemos que es muy extraño que se tome esta decisión justo cuando se anuncia la paz en La Habana, que quieran extraditar al mayor opositor y excandidato presidencial justo ahora", señaló el abogado.

"Es extraño -prosiguió- y también paradójico porque, mientras los secretarios de las FARC tendrán cero días de cárcel, a él le quieren obligar a 17 con una sentencia que no tiene segunda instancia".

Ahora Arias tiene dos procesos en paralelo, el que decidirá si se le extradita y el que resolverá su petición de asilo, en la que ya había conseguido un permiso de trabajo y número de la seguridad social.

"El Estado colombiano va a tener que demostrar en un juicio que ese delito está dentro del tratado de extradición con Estados Unidos. El problema es que ese tratado es para delitos graves como homicidio, narcotráfico y crímenes de lesa humanidad. Por eso no creemos que ese delito esté configurado en ese tratado", argumentó Mosquera.

El abogado, que habló con la prensa en la puerta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), viajó a Washington para presentar otro caso relacionado con el entorno de Uribe y aprovechó para actualizar el proceso de la demanda que Arias tiene presentada ante el organismo.

La otra demanda internacional de Arias por considerar su condena en Colombia "persecución política" se resolverá en los próximos meses, según Mosquera, en el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

"En estas demandas muestra que su condena viola todos los derechos incluyendo el derecho a la doble instancia", aseguró el abogado.

Arias fue condenado en 2014 por la Corte Suprema de Justicia de Colombia a 17 años y medio de prisión y a pagar una multa de 25.000 millones de pesos (unos 13 millones de dólares) en razón de que unos subsidios para campesinos afectados por el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos acabaron en manos de familias adineradas cuando él era ministro.

El delito del que fue acusado es el de apropiación en favor de terceros, del que él afirma ser inocente.

El exministro llegó a EE.UU. el 14 de junio de 2014, el mismo día en que un periodista filtró que su sentencia, dictada por la Corte Suprema, iba a ser condenatoria, y su esposa y sus dos hijos, una niña de 7 años y un niño de 5, llegaron cuatro días después.