9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
jueves 14 de julio de 2016, 21:08

La cumbre ASEM comienza con un minuto de silencio por el atentado de Niza

Ulán Bator, 15 jul (EFE).- La cumbre Asia-Europa comenzó hoy en la capital de Mongolia con un minuto de silencio por el atentado de la ciudad francesa de Niza, que ha protagonizado las declaraciones de líderes a su llegada.

"Estamos unidos al pueblo de Francia, al pueblo de Europa. Creo que es apropiado que guardemos un minuto de silencio", afirmó el presidente de Mongolia, Tsakhiagiin Elbegdorj, al abrir la reunión de dos días.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señaló la tragedia que supone que el atentado se dirigió contra gente que celebraba "la libertad, la igualdad y la fraternidad" que simbolizan el día nacional de Francia.

El primer ministro chino, Li Keqiang, ofreció a su llegada a la cumbre sus "condolencias a las víctimas" de Francia, y subrayó su "oposición a todas las formas de terrorismo".

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, avanzó a su llegada que "por ahora" no hay españoles entre las víctimas y que las condolencias serían "lo primero en la agenda" de esta cumbre de dos días.

Didier Reynders, titular de Exteriores y viceprimer ministro belga, explicó que tenía previsto hablar hoy sobre la lucha contra la radicalización como una de las claves para combatir el terrorismo islámico que afecta a países de Europa y Asia.

El tema seguirá en la agenda de la cumbre, indicó, pero tras el atentado de Niza, "lo primero es pensar en las víctimas y tratar de ayudar a las autoridades francesas", añadió.

En la lucha antiterrorista, Reynders dijo que "hay que compartir más información entre los servicios de inteligencia", aunque apuntó que "la cuestión principal es combatir la radicalización".

"Desafortunadamente es imposible prevenir todos los ataques terroristas", reconoció.

El primer ministro estonio, Taavi Roivas, calificó los hechos como "un atentado terrible contra gente que celebraba su día nacional. Hoy todos estamos firmes junto al pueblo francés".

Entre los asistentes europeos, Mark Rutte, el primer ministro holandés, lanzó un llamamiento por "la libertad, la igualdad y la fraternidad", y definió el ataque como una "locura", sobre la que dijo "no tener palabras".

Con más profusión se expresó el ministro de Asuntos Exteriores danés, Kristian Jensen, quien dijo que, "una vez más, lo que parece haber sido un ataque terrorista ha costado tantas vidas y nos da más razones para trabajar juntos y de cerca en el mundo, de forma que luchemos contra el terrorismo".

Jensen esperó que la cumbre "nos haga trabajar aún más de cerca: sé que Dinamarca está lista para hacer lo que sea necesario para luchar contra el terrorismo. Esperamos poder unir fuerzas con otros socios en esto".

Otros líderes europeos, como la canciller alemana Angela Merkel, o el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean Marc Ayrault, quien demoró su llegada en más de una hora sobre lo previsto, prefirieron mantener el silencio por el momento.

Al menos 75 personas han muerto y otras 15 se hallan en estado de extrema gravedad tras el atentado perpetrado por el conductor de un camión que embistió a la multitud en Niza durante la celebración nocturna del día nacional del 14 de julio, según las últimas cifras divulgadas esta madrugada.

APARECEN EN ESTA NOTA