16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 25 de abril de 2017, 17:48

La cultura francesa desembarca en la Feria del Libro de Bogotá

Bogotá, 25 abr (EFE).- La cultura de Francia se instaló hoy y permanecerá durante dos semanas en Bogotá como país invitado de la XXX Feria Internacional del Libro (Filbo), que en esta edición hace énfasis en los niños y jóvenes para incentivar el hábito de la lectura en el país.

La oferta gala está distribuida en toda la feria, pero especialmente en el Pabellón de Francia, un espacio de 3.000 metros cuadrados que reproduce una calle parisina con café, librería, "boulangerie", un fórum y un espacio digital, complementado con experiencias musicales y gastronómicas.

"El pabellón dio un enfoque especial en la literatura infantil, juvenil y el cómic; vamos a tener tres librerías, queremos poner el libro en el centro del pabellón, por eso tenemos tres librerías", dijo a Efe la comisaria del Año Colombia Francia 2017, Anne Louyot.

Una de esas librerías es general, donde el público encontrará a partir de mañana desde clásicos de la literatura francesa hasta diccionarios y libros de arte, entre otros; una segunda será de literatura infantil y juvenil, y la tercera será dedicada enteramente al cómic.

Igualmente habrá una exposición de dos artistas "excepcionales", según Louyot, los ilustradores Claude Ponti y Patrice Killoffer, así como conferencias, cine de animación inspirado en cómic, música, circo, y "una programación muy diversa para las familias y para los niños".

Entre los autores más esperados en la feria destaca el escritor de novela policiaca Pierre Lemaitre, ganador en 2013 del Premio Goncourt, el más importante de las letras francesas, por su novela "Au revoir là-haut" (Nos vemos allá arriba).

Igualmente la novelista Véronique Ovaldé, artistas gráficos como Benjamin Lacombe o Serge Bloch y autores para públicos infantil y juvenil como Marie-Aude Murail.

Entre las estrellas de la feria estarán los premios Nobel de Literatura V.S. Naipaul (2001) y John Maxwell Coetzee (2003), ambos de lengua inglesa.

La feria será inaugurada esta noche por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos; y el embajador de Francia, Jean-Marc Laforet, pero desde antes de la apertura artistas franceses presentaban sus trabajos en el recinto.

Uno de ellos, el ilustrador Serge Bloch, efectuó hoy una "perfomance" en el muro exterior del pabellón francés en la que combinó el trazo de sus pinceles con utensilios típicos de la cocina colombiana, tales como cucharas de madera, cestos de fibra vegetal y ollas que adquirió en la céntrica plaza de mercado bogotana de Paloquemao.

"Para mí fue una manera de entrar en contacto con el país. Fui a Paloquemao esta mañana, compré todos los objetos que me daba la gana, que me interesaban. Luego los colgué aquí la pared y dibujé en torno a los objetos. Era una manera de dialogar con Bogotá, con la gente y con el país", dijo a Efe.

Bloch, uno de los maestros contemporáneos de la ilustración, considera que este arte es una manera de acercar a la lectura a aquellos niños que al comienzo de su vida no muestran una gran inclinación por las letras.

"Yo mismo no era un buen lector siendo joven pero me encantaba leer cómic y finalmente el cómic me llevó a la lectura", recuerda, y añade que como ilustrador siempre le ha dado mucha importancia "al tema del placer de leer a través del cómic y la ilustración".

El pabellón de Francia es uno de los 23 que componen la feria bogotana del libro repartidos en la exhibición académica y cultural y una comercial, según explica el Jefe de Proyectos del centro de exposiciones Corferias, Andrés González Medina.

"El año pasado superamos las 500.000 personas (de público) y queremos mantenernos en esta cifra, estamos pensando que más de 500.000 personas, incluidos los jóvenes y los niños que nos visitan, los vamos a tener durante los 14 días de feria", señaló.