10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 6 de julio de 2016, 19:59

La cuenca del Orinoco, amenazada por la explotación agropecuaria y minera

Bogotá, 6 jul (EFE).- La cuenca del río Orinoco, que marca la frontera entre Venezuela y Colombia, está amenazada por la explotación agropecuaria y minera en sus inmediaciones, según un informe de una comisión de organizaciones ambientalistas internacionales que fue divulgado hoy.

El estudio fue elaborado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), el Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland (EE.UU.), el Instituto Alexander von Humboldt y la Fundación Omacha, ambas de Colombia.

La comisión evaluó once indicadores para determinar "cuáles son las principales 'enfermedades' de los ríos de la región" e indicar el impacto de la "rápida transformación de los ecosistemas naturales por las actividades agroindustriales, pecuarias y extractivas", indicó WWF en un comunicado.

La investigación identificó amenazas como la deforestación de más de 30.000 hectáreas anuales, la contaminación del suelo y el agua por agroquímicos y residuos urbanos, así como la intensificación de usos del suelo, entre otros.

Las organizaciones recomendaron proporcionar "espacios adecuados para la conservación de la naturaleza por medio de la declaración de áreas protegidas" e incluir criterios de biodiversidad, con "énfasis en el recurso hídrico y riesgos climáticos" en el análisis de aptitud de sistemas productivos para la región.

La cuenca del río Orinoco abarca unos 980.000 kilómetros cuadrados entre Colombia y Venezuela e incluye parte del bioma amazónico y de los Andes del Norte.

En su seno contiene una gran variedad de humedales, sabanas, bosques y selvas, en donde habitan 17.420 especies de plantas, 1.300 de aves, más de 1.100 especies de peces, 250 de mamíferos y 119 de reptiles.

En la última década, el Orinoco se ha convertido en uno de los polos de desarrollo más importantes de Colombia, ya que buena parte del petróleo y sus derivados que hoy se usan en el país provienen de esta zona, así como la carne bovina y los derivados de la palma de aceite.

El agua que se consume en Bogotá proviene en parte de esta cuenca y debido a la acelerada transformación en el uso del suelo, la gran riqueza del Orinoco está en riesgo, según estas organizaciones.