19 de septiembre
Martes
Despejado
21°
35°
Miércoles
Calor
22°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 23 de marzo de 2017, 02:00

La colocación es buena, pero ilegal, ratifican senadores

Los senadores opositores y disidentes que plantearon aprobar en sesión extraordinaria el proyecto de ley que busca avalar la emisión de bonos soberanos por USD 500 millones, consideraron que ya no tiene sentido tratar la normativa en cuestión, después de que el Gobierno haya decidido colocar ayer los títulos en el mercado internacional.

Vale señalar que si no se concretaba la emisión, planeaban tratar hoy la ley que busca avalar la colocación, que incluso ya tenía dos dictámenes de la Comisión de Hacienda del Senado.

“Ya no tendría sentido (aprobar la ley de bonos), queda como un proyecto extemporáneo. Las condiciones en las que fueron colocadas, en cuanto a tasa y plazo, son razonables para las condiciones actuales del mercado internacional, pero la fisura jurídica institucional que acompaña esta emisión lastimosamente va a permanecer vigente”, expresó el senador Carlos Amarilla (PLRA), proyectista de la normativa.

El senador colorado disidente Mario Abdo Benítez coincidió con la postura de Amarilla y dijo que pese a que se consiguió una buena colocación, la operación sigue siendo ilegal. “Ya no tiene sentido tratar este proyecto, ya emitieron los bonos sin autorización del Congreso. El Paraguay es un buen pagador y en términos de plazo y de interés es una buena colocación para el país”, refirió.

Continuó: “Pero a pesar de que hubo una buena colocación, a muy buena tasa, los bonos siguen siendo ilegales e ilegítimos sin la aprobación del Congreso. Ellos tienen un aval a través de una figura que no existe en la Constitución, que es la certeza que les dio la Corte para proseguir con este proceso”, aseveró.

Agregó que se pueden tener en el futuro cuestionamientos sobre la validez de los bonos. “Estos bonos no son exigibles al Estado paraguayo sin la aprobación del Congreso, tendrá o no consecuencias en el futuro, pero hoy ya no creo conveniente que el Congreso trate la aprobación de la emisión, porque se puede inclusive con esa nueva ley que ellos vuelvan a hacer otra emisión”, indicó.

Cuando apenas se dio a conocer la noticia, la senadora Desirée Masi disparó en su cuenta de Twitter que la emisión del Ejecutivo, sin autorización expresa del Congreso, viola el artículo 202 de Constitución. ÚH intentó tener su versión, pero no respondió las llamadas.

Ayer arrancó la oferta de los bonos soberanos en la bolsa de New York. El arranque tuvo un interés de 4,7% logrando una demanda que llegó a los USD 3.000 millones. Paraguay ha fijado como precio inicial un interés del 4,8%, cifra más baja que en la última emisión. El bono es por USD 500 millones a 10 años.

Embed