9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

La Codehupy afirma que no se respetó la duda razonable

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), que engloba a 33 organizaciones sociales, esgrime sobre la condena a los 11 campesinos de Marina Cué que no se ha respetado la duda razonable para emitir el fallo.

En su postura emitida sobre el proceso, argumenta que “el Tribunal de Sentencia presidido por el juez Ramón Trinidad Zelaya, apartándose de su obligación, ha conculcado los más elementales derechos de las personas que ha juzgado, condenándolas sin que exista certeza en la acusación, cuando correspondía la absolución por la persistencia de una duda razonable”. Agrega que “esto fue alegado no solamente por la defensa en juicio, sino por un conjunto amplio de observadores y expertos a lo largo de un proceso penal, cuyo desenlace confronta nuevamente a la República con la inadmisible instrumentación política de instituciones judiciales y fiscales”.

También argumenta que la causa desde un principio fue irregular, “puesto que desde el inicio al fin ha violado las garantías judiciales, como el debido proceso, al cual el poder punitivo del Estado está subordinado en todo momento”.

Añade que “el caso Curuguaty también nos muestra cómo la discriminación se expresa en el Paraguay, cuando el Estado persigue a expensas, incluso, de sus obligaciones en derechos humanos a unos, dejando en la impunidad a otros, según la conveniencia y los cálculos políticos del poder”.

“A cuatro años de los sucesos no existió ninguna investigación sobre las ejecuciones extrajudiciales y torturas sobre las cuales existen evidencias muy consistentes. Esto también es así cuando asistimos al más absoluto desinterés en investigar la muerte de Vidal Vega, dirigente campesino de Marina Cué, ejecutado en su domicilio el 1 de diciembre de 2012”.