26 de septiembre
Lunes
Despejado
12°
29°
Martes
Despejado
16°
32°
Miércoles
Despejado
18°
35°
Jueves
Muy nublado
20°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 14 de septiembre de 2016, 17:33

La brasileña Vale buscará nuevo dueño para la mina argentina Potasio Río Colorado

Buenos Aires, 14 sep (EFE).- La minera brasileña Vale saldrá a buscar inversores para traspasar su proyecto Potasio Río Colorado, en la provincia argentina de Mendoza (oeste), paralizado desde hace tres años, según informaron hoy fuentes oficiales.

El compromiso de búsqueda de nuevos inversores quedó plasmado en un acuerdo que Vale firmó con el Gobierno de Mendoza en el marco del Argentina Business & Investment Forum, que se celebra en Buenos Aires.

Según informó hoy el Ministerio de Energía y Minería de Argentina, ese acuerdo prevé el "restablecimiento de los trabajos de reingeniería" de la mina, paralizados desde 2013.

"La reingeniería contempla el desarrollo de un proyecto de factibilidad de 1,4 millones de toneladas de potasio anuales, y el estudio deberá entregarse completo en un plazo de 6 meses", precisa el comunicado.

Inicialmente, el proyecto buscaba producir 4 millones de toneladas de potasio por año.

"Después de tres años de paralización del yacimiento, encontramos un camino para que la mina empiece a producir. El compromiso de Vale, y también del Gobierno, es conseguir el capital para que el proyecto, que será redimensionado, pueda concretarse", dijo el ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza, Enrique Vaquié.

Según el comunicado, "con la colaboración del Gobierno provincial, Vale sale a buscar inversores para traspasar la empresa a otro dueño" y, en el caso de que no se encuentren inversores, la minera "se compromete a rehacer los estudios cada vez que se verifiquen cambios en las variables principales y que permitan inferir mejoras en el proyecto".

Por su parte, Mendoza podrá incorporar un auditor durante la etapa de reingeniería, supervisar la búsqueda de inversores a través de la Agencia Nacional de Inversiones y cancelar el acuerdo en caso de detectar incumplimiento por parte de Vale.

En marzo de 2013, Vale comunicó la suspensión del proyecto al alegar que en el "contexto macroeconómico" de ese momento los "fundamentos económicos del proyecto" no estaban "alineados con el compromiso de Vale de una disciplina en el destino de recursos del capital de la compañía y de la creación de valor".