3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 04:08

La belleza natural de Bacalar acerca a la Ruta BBVA a su adiós a México

Bacalar (México), 14 jul (EFE).- La increíble belleza natural de la Laguna de Bacalar, en el estado de Quintana Roo, a solo 40 kilómetros de la frontera con Belice, fue el marco incomparable para minimizar la tristeza por el adiós a México de la Ruta BBVA, que hoy llegará a Cancún, última parada antes de viajar a España.

Los 98 ruteros españoles -los americanos emprendieron el primero de los tres vuelos previstos por la organización hacia Madrid- disfrutaron de un día de relax y diversión entre las cristalinas aguas de la Laguna de Bacalar, primero, y del Cenote Azul, después.

Entre ojeras, risas y cánticos, los jóvenes navegaron en lanchas por las límpidas aguas de ese remanso de paz también conocido como Laguna de los Siete Colores, denominado así por las siete tonalidades diferentes de azul que pueden distinguirse en su superficie, debido a las diferentes profundidades de la misma.

Esta laguna es uno de los pocos cuerpos de agua superficial permanente de la península yucateca, cuyo suelo calcáreo no permite la retención superficial del líquido, por lo que se forman así corrientes subterráneas y cenotes, excepto en la región de Bacalar y el sur de Quintana Roo, donde la laguna forma parte de un gran sistema junto a otras lagunas menores.

Bacalar, cuyo nombre proviene del maya Sian Ka'an Bakhalal (lugar rodeado de carrizos), es hoy uno de los más atractivos destinos turísticos de la península de Yucatán.

Los 42 kilómetros de largo y la belleza de su laguna permiten la práctica de todo tipo de deportes acuáticos, además de que el ritmo lento de sus calles y sus gentes permite relajarse hasta extremos insospechados.

Restaurantes, hoteles de todo tipo (incluidos establecimientos ecológicos en su orilla) y muchos foráneos que han decidido cambiar su estilo de vida en la gran ciudad por otro "slow" ponen el ambiente multicolor a esta pequeña población, cuyo monumento más destacado es el Fuerte de San Felipe, de la época colonial española.

Los ruteros pudieron disfrutar de un baño de algo más de una hora en las cristalinas aguas de la Laguna de Bacalar. No faltaron saltos desde los restos de un antiguo restaurante, fotos para inmortalizar el viaje, ni cánticos y bailes al son de la dulzaina de Antonio Lucio, uno de los dos titiriteros que acompañan a la expedición.

Las notas del himno de la expedición, "Moza de Ruta Quetzal", el tradicional pasodoble "Paquito el Chocolatero" o la cumbia mexicana "Cómo te voy a olvidar", popularizada en la expedición durante el viaje yucateco, rompieron la quietud del lugar ante la atónita mirada de los turistas que navegaban en sus lanchas e inmortalizaban la escena con sus cámaras.

Con la tristeza por la marcha de parte de sus compañeros americanos aunque con la esperanza del próximo reencuentro en el campamento de Madrid, los expedicionarios disfrutaron de la natación y el juego en esta jornada de transición.

El día acuático se completó a las afueras de la localidad de Bacalar, en el Cenote Azul, donde los jóvenes pudieron aprovechar sus aguas transparentes y bañarse entre peces de colores.

El tercer grupo de expedicionarios -el segundo viaja hoy a Madrid- conocerá este jueves la zona arqueológica de Tulum, que en su tiempo fue uno de los puertos comerciales más importantes de la península yucateca. Su emplazamiento estratégico en un acantilado sobre el mar Caribe y su defensa amurallada permitieron un destacado desarrollo económico.

De ahí se dirigirá a Cancún, donde pasará la última noche previa al viaje a Madrid, punto de origen del recorrido español.

Bajo el lema "Aventura en las selvas mayas del Yucatán", la 31ª edición de la Ruta BBVA recorre esa península mexicana, en su periplo americano, y Madrid y poblaciones de Extremadura y Andalucía, en su parte española, hasta el 28 de julio.

Concepción M. Moreno