4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 8 de noviembre de 2016, 16:13

La banca de América Latina ve necesaria la inclusión en e sector para llegar a más gente

Buenos Aires, 8 nov (EFE).- La 50 asamblea anual de la Federación Latinoamérica de Bancos (Felaban) culminó hoy en Buenos Aires, donde 1.800 banqueros, políticos y analistas abordaron durante dos días la situación del sector financiero de la región, en el que creen que falta inclusión para que sus servicios lleguen a más personas.

"Es un reto para la banca en la región que los servicios financieros profesionales lleguen hoy a más sectores de la población" mediante el aumento de la "profundidad financiera" que facilite el "acceso y uso" de ellos, señaló el presidente de Felaban y de la Asociación de Bancos de República Dominicana, José Manuel López, en su discurso de cierre del evento.

López -cuyo nombramiento como titular de la entidad para el periodo 2016-2018 fue anunciado este martes en sustitución de María Mercedes Cuéllar- cree que aunque la banca latinoamericana creció en materia de inclusión financiera "casi en un 30 % en los últimos ocho años" y la "brecha" con los países desarrollados se redujo considerablemente, todavía debe afrontar numerosos obstáculos.

Entre ellos, destacó los altos niveles de pobreza que registran muchos países de la zona, la informalidad económica o "la falta de educación financiera" del público.

Asimismo, advirtió que las nuevas tendencias tecnológicas han afectado a los medios de pago que se utilizan hoy en día y han favorecido la aparición de las compañías de tecnofinanzas o "fintech", que funcionan "sin la debida supervisión y regulación del Estado" y "constituyen un desafío para la banca".

"La banca ha sido sometida desde casi una década a la aparición de normas de riesgo financiero mas estrictos que hacen mas costosa la capitalización" agregó antes de aclarar que aunque esté de acuerdo con normas que garanticen la "estabilidad financiera", hay que evitar "un tsunami regulatorio sin fin".

Durante su participación en la asamblea, el ministro de Hacienda y Finanzas argentino, Alfonso Prat-Gay, destacó que el compromiso de "varios miles de millones de dólares" de financiación con el que cuenta actualmente el país austral refleja el "esfuerzo que estamos haciendo por reconectarnos" con el resto del mundo tras 12 años de mandatos kirchneristas.

A su juicio, desde la llegada al poder de Mauricio Macri hace once meses, ha aumentado "la confianza" en el Gobierno, lo que "se traduce en crédito" y nuevos proyectos de inversión.

El ministro afirmó que mientras que hace siete meses el país estaba en "default" (cese de pagos), ahora coloca deuda "a las tasas más bajas de su historia".

Por su parte, el titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, impartió una conferencia sobre los desafíos para la banca de países emergentes, entre los que destacó las bajas tasas de interés que existen en un mundo "con algo menos de necesidad de capital por un lado y más oferta de capital por otro".

En su opinión, Argentina enfrenta ahora un momento clave porque debe reafirmar su "agenda de estabilidad macroeconómica" y dada la necesidad de inversión que afronta, sobre todo en infraestructura, estudiar mecanismos para que "esa transferencia de capital se produzca de manera ordenada y sustentable".

Durante el cierre, además de nueva junta directiva de la Felaban para los próximos dos años, se anunció que la próxima reunión se realizará en Miami entre el 11 al 14 de noviembre de 2017.

Si bien durante el fin de semana ya hubo actividades y rondas de negocios, la asamblea quedó oficialmente inaugurada este lunes con un acto que contó con la presencia de Marcos Peña, jefe de Gabinete del Ejecutivo de Mauricio Macri, y la intervención de representantes de algunos de los bancos con más presencia en Latinoamérica, como Santander Río, BBVA, Itaú y HSBC.