8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 24 de agosto de 2016, 17:08

La Asunción precolombina revive a través del festival del grafiti Latidoamericano

Asunción, 24 ago (EFE).- La historia de la Asunción precolombina revive en el centro de la capital paraguaya a través de los grafiteros participantes en el festival Latidoamericano, que han inundado de murales las calles del casco histórico de la ciudad, repleto de edificios abandonados y solares en desuso.

Animales autóctonos como el jaguareté, árboles típicos como los lapachos, y rostros de indígenas como los guaraníes remiten con alegorías a ese pasado de Asunción, fundada como ciudad en 1537.

Pese a que la inmensa mayoría de ellos nunca había pisado Paraguay, los artistas participantes, procedentes de diferentes países latinoamericanos, investigaron sobre la historia del país y la ciudad para recrear sus temáticas, explicó hoy a Efe el grafitero paraguayo Oz Montanía, uno de los organizadores del evento.

El artista ecuatoriano Layga Nuna Yawar contó por ejemplo que se inspiró en una de las fotografías tomadas en Paraguay por el etnógrafo italiano Guido Boggiani (1861-1901), para retratar el perfil de una mujer indígena con el rostro decorado con pinturas tribales, sobre la que aparecen el escudo y la bandera de Paraguay.

"El mural habla del mestizaje, de la mezcla de sangre. Me gustó la identidad doble de Paraguay, con sus dos lenguas (el guaraní y el español). Soy un ecuatoriano que vive en EE.UU., un 'latino' según ellos dicen, y para mí la construcción de identidad es un proceso muy fuerte. Mis obras buscan crear preguntas, no dar respuestas", dijo.

Su colega peruano Desertor empleó también en su trabajo el rostro de una mujer indígena, en este caso el de una artesana, nativa del pueblo maká, a quien conoció paseando por la céntrica calle Palma, y que ahora está dejando inmortalizada en la medianera de un edificio.

Tanto se inspiraron los artistas en las historias ocultas de Asunción que algunos, como el puertorriqueño Celso González y su compañera Calma Carmona, cambiaron completamente sus diseños para adaptarlos al lugar donde trabajaron.

"Llegamos a Punta Carapâ, en el barrio de la Chacarita, y nos enamoramos de la vista del lugar. Descubrimos la casa donde nació José Asunción Flores (creador del género musical de la guarania), y era tan positivo lo que contaban de él, que quisimos rendirle homenaje", contó González.

Ahora, el rostro de Flores aparece retratado junto a su casa, a través de un mosaico de azulejos que se inspira en "el lenguaje de los vecinos de la zona", uno de los barrios más antiguos de la capital, que usan esta técnica para "cubrir el suelo, tapar una filtración de agua o decorar sus casas", expuso el artista.

En total, más de treinta murales integran el recorrido de un festival nacido en Lima en 2012 y que se celebra por primera vez fuera de esa ciudad, superando completamente las expectativas de la organización, según Montanía.

Tanto es así, que muchos vecinos están ofreciendo las fachadas de sus casas como lienzos para este circuito de arte al aire libre, y la Municipalidad de Asunción estudia repetir el festival el año próximo, declaró el intendente de la ciudad, Mario Ferreiro, quien este miércoles recorrió algunas obras y conversó con sus autores.

Ferreiro aseguró que ninguna de las obras se encuentra en un edificio catalogado como patrimonial, y se comprometió además a mantener, restaurar y conservar los murales, al menos durante los cinco años que dure su gestión municipal.

Por su parte, autores como el peruano Entes, creador del festival, explicaron a Ferreiro que los murales que hoy se ven en la ciudad son la evolución de los grafiti pintados en las calles de manera espontánea por artistas en formación, y lamentó que en muchas ciudades latinoamericanas aún se criminalicen estas expresiones artísticas.