20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 5 de mayo de 2017, 01:00

La Argentina condiciona a Paraguay a cumplir los compromisos asumidos

El país vecino renuncia a reclamar intereses sobre lo aportado; a cambio, el Paraguay debe cumplir con las nuevas obras para generar más energía, como la maquinización de Añá Cuá y más turbinas.

El memorándum de entendimiento firmado ayer por los presidentes Horacio Cartes y Mauricio Macri, que será la base de las notas reversales a ser enviadas a los respectivos congresos, consta de cuatro páginas. Entre los puntos principales del texto figura el que señala que Argentina no percibirá ni devengará intereses sobre la deuda de la EBY con el Tesoro de ese país (aportes realizados) para la construcción de Yacyretá, al 9 de enero de 1992.

En lo referente a la deuda contraída por la EBY con posterioridad, ya sea por aportes o para financiar el Plan de Terminación de la binacional, se dará igual tratamiento a los intereses, pero esto estará supeditado a la ejecución de los compromisos que se establecen en el acta. Es decir, el país vecino dejará de lado los intereses que se aplican mediante su decreto, solo si la binacional y Paraguay honran sus compromisos.

Asimismo, en el apartado 15 se establece que el cumplimiento de los compromisos de Yacyretá, conforme los términos del Anexo C del Tratado, así como las obligaciones emergentes del presente acta de entendimiento, está supeditado a que Yacyretá reciba la totalidad de los ingresos por la prestación de los servicios de electricidad (venta de energía).

Como ya se había adelantado, habrá un aumento del 20% en el pago por la cesión de energía. Para evitar más atrasos en las transferencias del dinero por cesión (como ocurrió de parte de Argentina en los últimos tiempos), se instruyó a las autoridades para que la entidad, sin afectar sus recursos disponibles para su normal funcionamiento, pueda adelantar mensualmente en forma total o parcial los montos liquidados en este concepto a favor de la Alta Parte Contratante que cede energía (Paraguay). Implica que dichos adelantos serán cubiertos con las obligaciones que se devenguen en favor de la Alta Parte Contratante que utilice la energía cedida (Argentina) y cuya responsabilidad de pago corresponda a la EBY. Con el reajuste en el pago por cesión, Paraguay podrá recibir más de USD 100 millones al año.

En lo referente a la compensación por territorio inundado, nuestro país recibirá más de USD 1.000 millones, dado que aportó el 80%. Al cierre del ejercicio 2015, el monto es de USD 940 millones, pero considerando que se debe calcular lo correspondiente a 2016 y 2017, la cifra será superior. Todo lo generado en el 2016 y al cierre de 2017 (la diferencia) ya se percibirá el próximo año. No obstante, recién a partir de 2023 se empezarán a cobrar lo concerniente a los USD 940 millones. El desembolso se hará en 10 cuotas anuales.

Además, se fijó que la EBY comenzará a pagar mensualmente las compensaciones en concepto de utilidades, del 12% anual, sobre el capital integrado y de resarcimiento de gastos, a partir de enero de 2018, mediante la aplicación de lo dispuesto en el capítulo VI del Anexo C del Tratado.

LIBRE VENTA . En el acuerdo no se menciona la posibilidad de que Paraguay pueda hacer la opción de vender a otros países su excedente de energía, antes que cederla a Argentina. Este hecho es cuestionado por técnicos independientes del sector energético, quienes aseguran que el Estado paraguayo sacará mayor rédito si vende su energía a precio de mercado, puesto que puede alcanzar los USD 50 MWh, en lugar de los USD 14 que podría alcanzar a cobrar con el nuevo valor estipulado en el acuerdo para la cesión de energía.