26 de junio
Lunes
Mayormente nublado
20°
28°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
16°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de junio de 2017, 15:28

La aerolínea Insel Air Aruba entra en bancarrota

La aerolínea Insel Air Aruba cesó sus actividades tras ser declarada en bancarrota por el Tribunal Superior del territorio caribeño, informaron fuentes judiciales.
EFE.

El fin de operaciones llega después de que el Tribunal Superior de Aruba concediera a la aerolínea un aplazamiento en el pago de deudas atrasadas de meses y tras determinarse la imposibilidad de vender la compañía o el reinicio de operaciones.

El tribunal entendió que Insel Air Aruba no había puesto en marcha un plan de estabilización ni tomó medidas de reducción de costos para salvar su delicada situación financiera.

"No se hicieron esfuerzos para comenzar a generar ingresos", según una declaración divulgada por el tribunal.

La declaración de bancarrota no afecta a Insel Air International, que opera tomando como base la vecina Curazao, compañía "hermana" que sí puso en marcha un plan para sanear sus finanzas desde hace meses.

Insel Air International aclaró en un comunicado que la quiebra de Insel Air Aruba no tendría ningún efecto en los servicios aéreos prestados por la primera, ya que ambas aerolíneas no tienen vínculos financieros y son dos entidades jurídicas diferentes, cada una de las cuales está registrada en su territorio respectivo.

Insel Air International dejó claro que un plan de estabilización estaba actualmente en vigor en esta compañía.

El director general de Insel Air International, Gilles Filiatreault, subrayó que no obstante hay mucho por hacer y que no se pueden demorar las medidas para sanear su compañía.

"Todavía queda mucho camino por recorrer, pero se dan los pasos para garantizar un futuro saludable y para la conexión aérea en el ámbito de los territorios del Caribe holandés", dijo Filiatreault.

La situación financiera de las dos compañías se había deteriorado desde principios de año, lo que dio lugar al desembolso de ayudas públicas por valor de cerca de 15 millones de dólares para evitar el fin de operaciones, la cancelación de vuelos y la intensificación de inspecciones a las aeronaves por partes de las autoridades.