10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 9 de octubre de 2016, 14:41

Kirui es el nuevo campeón y Florence Kiplagat revalidó el título femenino

Chicago (EEUU), 9 oct (EFE).- Dominio completo de los atletas kenianos en la 39 edición del Maratón de Chicago que ganaron Abel Kirui y Florence Kiplagat, que revalidó el título de campeona del 2015.

Kirui, en un gran final, superó en la línea de meta a su compatriota Dickson Chumba, ganador de la edición del 2015, y que llegaba como el gran favorito.

El nuevo campeón del Maratón de Chicago, dos veces campeón mundial, marcó un tiempo oficial de 2h11:23, lejos del récord que posee su compatriota Dennis Kimetto de 2 horas, 3 minutos y 45 segundos, establecido en 2013.

Chumba cruzó la meta tres segundos después que lo hizo el nuevo campeón, mientras que los siguientes cuatro puestos hasta el sexto también fueron ocupados por corredores kenianos.

"Había rezado mucho para que una cosa así sucediese", declaró Kirui, de 34 años, después de haber cruzado la línea de meta, en lo que fue su primera victoria en Chicago, que celebró con un breve baile.

Kirui, que logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, no había ganado un maratón desde que lo hizo en Viena en el 2008.

Aunque siempre estuvo entre los primeros de los mayores de la temporada en Estados Unidos, hasta que por fin consiguió la victoria en el de Chicago.

"Había decidido hacer algo especial en territorio de Estados Unidos", admitió durante las declaraciones posteriores a la prueba que reunió a más de 40.000 corredores.

Chumba hizo una buena carrera, pero al final no pudo superar el mejor final de su compatriota y se quedó sin conseguir el objetivo de ser el primer corredor en tener dos triunfos consecutivos en el Maratón de Chicago desde que lo consiguiese su compatriota Samuel Wanjiru cuando se impuso en el 2009 y 2010.

Tras los seis corredores kenianos que coparon los primeros puestos, el japonés Takuya Fukatsu, ocupó el séptimo puesto, seguido por el estadounidense Diego Estrada, que confirmó su buen momento de forma.

En la competición femenina, la campeona defensora Kiplagat, actual plusmarquista mundial de medio maratón, volvió a las calles de Chicago e impuso su superioridad sobre el resto de las participantes al establecer un tiempo de 2h21:32.

La corredora keniana se convirtió en la primera que revalida el título de campeona en el Maratón de Chicago desde que lo consiguiese la etíope Berhane Adere en las ediciones del 2006 y 2007.

"Cuando llegué aquí tenía la determinación de conseguir la victoria y hacerlo dos por dos veces", declaró Kiplagat al concluir la carrera, tras celebrar el triunfo con un breve baile como lo hizo su compatriota Kirui, que ya había ganado la prueba de hombres, y a quien tiene de compañero en los entrenamientos y con el que se fue a abrazar.

"Es algo hermoso, increíble", comentó Kirui con relación a las dos victorias conseguidas por Kiplagat.

Aunque no pudo batir su mejor marca personal, Kiplagat si superó el tiempo que estableció en la edición del 2015 cuando marcó un registro de 2h23:33, un objetivo que estableció nada más concluir la carrera del año pasado.

Kiplagat tiene 2h19:44 como su mejor marca en un maratón que estableció en el de Berlín del 2011.

Su compatriota Edna Kiplagat, que llegaba como la rival más directo y no tienen ningún parentesco, confirmó también los pronósticos al quedar segunda con un tiempo de 2h23:28.

Otro corredora keniana, Valentine Kipketer, ocupó el tercer lugar y su compatriota Purity Rionoripo fue cuarta, mientras que la etíope Yebrgual Melese llegó en quinto lugar.

La corredora Serena Burla fue la mejor de las participantes estadounidenses al entrar en séptimo lugar.

La prueba de hombres en sillas de rueda fue ganada por el suizo Marcel Hug después que los jueces de la carrera tuviesen que revisar los vídeos de la prueba que al principio habían dado como ganador al campeón del 2015, el australiano Kurt Fearnley, pero que entró menos de un segundo por detrás del nuevo ganador.

Mientras que en la de mujeres de silla de rueda, la campeona fue la estadounidense nacida en Rusia Tatyana McFadden, que hizo historia al ser la que más triunfos ha conseguido en los mayores con 17, incluidos siete en la carrera de Chicago.

McFadden, de 27 años, superó en la recta de meta a la suiza Manuela Schar.