2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 15:06

Kiir promete aplicar el acuerdo de paz en Sudán del Sur a pesar de los enfrentamientos

Yuba, 14 jul (EFE).- El presidente sursudanés, Salva Kiir, recalcó hoy su determinación para aplicar el acuerdo de paz firmado con el vicepresidente Riek Machar, a pesar de los enfrentamientos que tuvieron lugar los pasados días entre fuerzas leales a los dos dirigentes en la capital del país.

Kiir hizo esas declaraciones ante la prensa tras su reunión con el presidente de la Comisión de Vigilancia y Evaluación del acuerdo de paz, de la mediadora Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), Festus Mogae.

"He dicho a la IGAD que quiero que Machar esté a mi lado como primer vicepresidente para establecer la hoja de ruta de la aplicación del acuerdo de paz", precisó.

Aseguró que, aunque está en "contacto continúo" con Machar, el vicepresidente todavía rechaza reunirse con él cara a cara.

Además, denunció que tampoco los ministros del Gobierno de unidad nacional pertenecientes a la oposición liderada por Machar aceptan reunirse con él.

Por otra parte, Kiir aseguró su rechazo a los llamamientos de la ONU para aumentar el número de las fuerzas internacionales en Sudán del Sur, donde Naciones Unidas tiene desplegada una misión de cascos azules.

"No aceptaremos la llegada ni de un soldado más a Sudán del Sur", precisó.

El pasado lunes, Kiir y Machar anunciaron un alto el fuego después de duros combates entre unidades militares rivales en la capital, Yuba, que se prolongaron varios días y causaron unos 300 muertos y el desplazamiento de más 30.000 personas.

El Gobierno de Kiir y la oposición armada liderada por Machar alcanzaron un acuerdo de paz en agosto de 2015 y formaron un Ejecutivo de unidad nacional el pasado abril.

El acuerdo prevé que las fuerzas leales a los dos dirigentes políticos se integren en el Ejército sursudanés.

El conflicto entre ambos estalló en diciembre de 2013, cuando Kiir, de la etnia dinka, denunció un supuesto intento de golpe de Estado encabezado por su vicepresidente Machar, de los nuer.