29 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
19°
33°
Jueves
Muy nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 12 de enero de 2017, 01:00

Justicia por mano propia: Golpean a asaltantes en Capiatá y San Lorenzo

Uno de los casos ocurrió en el Bº Kennedy, de Capiatá. Dos hombres fueron llevados a la Policía, pero uno escapó de la comisaría y hubo manifestación. En otro caso, atraparon a descuidistas en un bus.

Los hermanos Marcial y Arnaldo Paredes Espínola fueron brutalmente golpeados por vecinos del barrio Kennedy, de Capiatá, cuando fueron descubiertos intentando robar en el interior de una vivienda, en la mencionada localidad.

Furiosos, los lugareños casi lincharon a los hermanos y le sometieron a una serie de golpizas, golpes de puño, patadas e insultos de todo tipo.

Los hermanos pedían auxilio, pero la ira de los vecinos no cesaba, por lo que quedaron visiblemente dañados.

La golpiza fue grabada por uno de los protagonistas y luego fue difundida por las redes sociales, donde se desató una serie de reacciones entre los internautas.

La mayoría aplaudía la acción de los vecinos justicieros e instaban a la gente a reaccionar ante la ola de violencia.

Según confirmó el fiscal Óscar Delfino, el robo se cometió días atrás y fueron los vecinos quienes que decidieron no esperar a la Policía y entregaron a los supuestos ladrones al puesto policial del barrio Kennedy. "Ellos fueron imputados por robo agravado y uno de ellos ya pasó a la cárcel de Tacumbú", explicó el fiscal.

fuga y manifestación. El barrio Kennedy no recobró la paz por la detención de los hermanos, que según versiones realizaban asaltos callejeros y domiciliarios, creando zozobra entre los pobladores.

El hastío de los lugareños llegó a su pico cuando Marcial Paredes Espínola, uno de los detenidos, escapó de su lugar de reclusión.

El comisario Édgar Suárez, jefe del puesto policial del barrio Kennedy, explicó que Paredes trepó por la reja de la celda y abrió una abertura en el techo por donde se fugó.

Cientos de personas se congregaron en la noche del martes frente a la sede policial para alzar su voz de protesta. Recriminaron duramente a la Policía por su actuar. "Nosotros agarramos a los ladrones y ustedes le sueltan", gritaba la multitud. Hasta el momento, no se tiene ninguna novedad acerca del prófugo, según informó la policía.