8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

Justicia argentina ordena detener a líder de Madres de Plaza de Mayo

AFP

BUENOS AIRES - ARGENTINA

Un juez ordenó ayer detener a Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo y símbolo de la lucha contra la dictadura en Argentina, al considerarla en rebeldía por no presentarse a declarar en una causa por supuesto desvío de fondos públicos.

El juez Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo del caso, tomó la medida luego de que Bonafini, de 87 años, se negara a comparecer por segunda vez en un mes ante su tribunal, confirmó su secretario del juzgado. El magistrado consideró injustificada su ausencia y ordenó su detención para poder indagarla; luego decidirá si queda presa o la libera mientras resuelve su situación judicial en la causa.

activista lanza desafío. “Si me tienen que meter presa, que me metan”, desafió la activista apoyada por una multitud en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, donde marcha desde hace casi cuatro décadas pidiendo justicia por sus 2 hijos que engrosan la lista de 30.000 desaparecidos en la dictadura (1976-83).

El juez investiga presuntas irregularidades en el mecanismo de construcción de viviendas sociales del programa Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo, que contó con financiamiento del Estado durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Ni Bonafini ni las Madres fueron imputadas por el anterior juez de la causa, ya jubilado, que las consideró víctimas de la defraudación, pero su reemplazante desde junio decidió citarla a indagatoria junto a ex funcionarios de los Kirchner.

La orden de detención coincidió con la hora en que cada jueves las ancianas suben a una camioneta para recorrer 10 cuadras hasta la plaza frente a la sede de Gobierno, donde, cubriendo sus cabezas con pañuelos blancos, realizan una emotiva ronda con una gran bandera, que este año dice: “La falta de trabajo también es un crimen”. Bonafini había anticipado sus razones para faltar a la citación del juez en una carta que dejó su abogado Juan Manuel Morente en los tribunales. La mujer, que perdió a sus dos hijos, Raúl y Jorge –además de su nuera, los tres desaparecidos–, a manos de los represores de la dictadura recalcó que “siempre” sufrió “la misma ignominia, la misma indiferencia” por parte de la Justicia y que por eso no irá a ningún tribunal.

Para ordenar su detención, el juez declaró a Bonafini oficialmente en “rebeldía”.

“Nos podrán poner presas, pero lo que no podrán poner preso es el pensamiento”, dijo Bonafini ante cientos de seguidores y varios ex ministros y ex funcionarios de Cristina Kirchner (2007/2015), que se acercaron a acompañar a este símbolo que divide a la sociedad argentina entre amores y odios hacia su figura.