8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 24 de septiembre de 2016, 01:00

Juez envía a prisión a Payo Cubas por temor a obstruir investigación

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

La audiencia para imposición de medidas de los abogados Jorge Brítez, Paraguayo Cubas y el concejal Celso Miranda, alias Kelembu, se realizó con incidentes en el Tribunal Penal de Ciudad del Este, en la mañana de ayer.

Cubas golpeó con su cinto al juez de garantías, Amílcar Marecos, y luego defecó en la sala de audiencias, antes de ser retirado del lugar, donde estuvieron acompañados por autoridades del Partido Liberal Radical Auténtico, legisladores y concejales de la zona, entre otros políticos.

Cubas adelantó que iba a corregir a la Justicia, cuando llegó a la sede del Tribunal Penal con el cinto colgado en la muñeca. Así ingresó para la audiencia y llegó a aplicarle dos cintarazos al juez, aunque estuviese acompañado por tres agentes antimotines y los guardiacárceles.

Los tres están procesados por coacción y daño a cosa de interés común por la fiscala Analía Rodríguez, luego de que Payo Cubas pintara las paredes de las oficinas de los fiscales Alfredo Ramos Manzur y Cinthia Leiva, con epítetos como “ladrona” y “bandido”, hace una semana.

Los fiscales tienen denuncias sobre supuestos casos de corrupción contra la Intendenta municipal de Ciudad del Este, Sandra McLeod, que supuestamente no investigan, lo que motivó el escrache.

Ayer, el juez dispuso la prisión preventiva de Cubas, porque el mismo debió comparecer para la imposición de medidas el martes último, en cambio, fue a reincidir protagonizando otro incidente en Caaguazú, antes que ponerse a disposición de la Justicia. El juez teme que Cubas ponga en peligro a los fiscales. Además, recomendó que sea examinado por un médico forense.

El abogado Mauro Barreto se apartó de la defensa, tras el incidente de ayer con el juez, ya que sostiene que no está de acuerdo con la manera de reclamar de su ex defendido.

En tanto que el abogado Jorge Brítez y el concejal Celso Miranda fueron beneficiados con una medida menos gravosa, que es la prisión domiciliaria. Brítez estuvo por casi 24 horas en prisión, mientras que Miranda se presentó caminando ante el Juzgado acompañado por los políticos liberales, encabezados por el titular del PLRA, Efraín Alegre, al que se sumó el colorado Luis Aníbal Schupp.

La disposición judicial imposibilita a Miranda a asistir a las sesiones de la Junta Municipal los martes.

Los seguidores de Cubas señalaron que el clan Zacarías ordenó a los jueces y fiscales para procesar a los ahora imputados, porque estos cuestionan la administración municipal y la Gobernación.