27 de septiembre
Miércoles
Despejado
16°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Nublado
18°
31°
Sábado
Mayormente despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de septiembre de 2016, 13:23

Juez del Supremo acusa a Lula de intentar "confundir las investigaciones"

Sao Paulo, 8 sep (EFE).- Un juez de la Suprema Corte de Brasil acusó a la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de querer "confundir las investigaciones" abiertas en su contra por su presunta participación en la trama de corrupción de la petrolera estatal Petrobras, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez Teori Zavascki, a cargo de los procesos relacionados con la operación 'Lava Jato' en el Supremo, negó el pedido de los abogados de Lula de retirarle al magistrado Sergio Moro, de la Justicia de Curitiba (sur), las investigaciones contra el expresidente.

Moro, quien dirige las investigaciones de la 'Lava Jato' (como se conoce el caso Petrobras) en la Justicia común, se ha ganado fama de implacable en los últimos años por su rigor en las condenas impuestas contra los implicados de participar en la millonaria trama corrupta enquistada con la petrolera.

Zavascki desestimó el recurso presentado por Lula para quitar el proceso de las manos del juez y aseguró que la demanda constituye "uno de los tantos intentos de la defensa de confundir las investigaciones".

Las autoridades investigan si Lula recibió "favores" cuando estaba en el poder por parte de constructoras implicadas en el gigantesco escándalo de corrupción, lo que ha sido negado por el expresidente en reiteradas ocasiones.

Paralelamente, Lula responde formalmente ante un tribunal bajo la acusación de "obstrucción a la Justicia", por un supuesto intento de soborno a uno de los implicados en la corrupción petrolera.

El expresidente ha llevado su situación judicial al exterior y el pasado junio denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU los "abusos" cometidos en el marco de las investigaciones de Petrobras.

Lula dice ser víctima de una "persecución judicial" amparada por los medios de comunicación brasileños y asegura que sufre "represalias" desde que denunció su situación ante la ONU.