23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 23 de abril de 2017, 01:00

Juez da prisión al abogado imputado porque supuestamente transmitió VIH

El abogado que fue imputado porque supuestamente transmitió el VIH a varias mujeres, tiene desde ayer prisión preventiva en el penal de Tacumbú.

La audiencia se realizó en horas de la mañana ante el juez de guardia Óscar Delgado, quien tras escuchar al encausado, dispuso que sea derivado a la Penitenciaría Nacional.

En la diligencia, el imputado solicitó no estar en el penal de Tacumbú, sino que sea enviado a otra unidad penitenciaria.

Tras la audiencia, el magistrado decretó la prisión teniendo en cuenta el pedido de la fiscala Fátima Britos, quien le imputó por presunta lesión grave.

Delgado sostuvo que al ser un caso de los denominados crímenes, por la pena eventual en caso de condena, por ley no puede ser beneficiado con las medidas alternativas.

El juez aclaró que el magistrado que tiene la causa es el Juzgado de Garantías 10, a cargo del suspendido Rubén Ayala Brun, interinado por su colega Humberto Otazú.

Por eso, indicó que pidió a la fiscala la carpeta fiscal para decidir acerca del pedido de prisión en contra del abogado.

OTRA IMPUTACIÓN. Según explicó Delgado, la fiscala le adelantó que existen 7 denuncias y que justamente por eso el fiscal general del Estado, dispuso que estén dos agentes.

Fueron nombradas como investigadoras a Fátima Britos y Clara Ruiz Díaz.

Es más, según el juez, la fiscala le indicó que esta semana probablemente habrá otra imputación en contra del encausado.

La imputación actual fue presentada el pasado jueves por supuesta lesión grave, donde la fiscala solicitó prisión preventiva.

La víctima es una joven que empezó una relación sentimental en julio del año pasado, ya luego de que el imputado fuera diagnosticado con el VIH.

La mujer, en su declaración, sostuvo que el mismo, desde el primer momento, cuando tenían relaciones íntimas, no quería usar protección.

Es más, en su declaración, dijo que supuestamente el hombre se enojó porque la mujer se lo exigía y hubo hasta una separación.

Tras volver, la víctima ya no opuso reparos para las relaciones, porque el abogado le dijo que quería hijos.

Al final, según la imputación, la empleada doméstica del encausado, le alertó de que él tenía el VIH, con lo que ella se hizo la prueba y así confirmó que ella también lo tenía.

Apuntó que cuando fue a Asismed, el encargado le dijo que eran 8 las mujeres que tenían el virus que habían tenido relaciones con el mismo.

Al final, alegó que según entiende son 13 las mujeres a quienes el hombre les trasmitió el virus, aunque solo 7 se presentaron hasta ahora.