27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
17°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
34°
Viernes
Nublado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 17 de septiembre de 2016, 02:51

JuA reivindica el atentado contra una mezquita paquistaní y los muertos suben a 28

Nueva Delhi, 17 sep (EFE).- El grupo talibán Jamaat ul Ahrar, escisión de la principal formación insurgente de Pakistán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), reivindicó el atentado contra una mezquita de Peshawar, en el norte del país, que ocasionó 28 muertos de acuerdo a las últimas cifras sobre las víctimas facilitadas hoy.

"Cinco heridos graves han fallecido, así que ya son 28 los muertos y 31 los heridos", indicó a Efe el viceadministrador de la agencia (demarcación territorial regional tribal) Mohmand, Naveed Akbar, una cifra a la que habría que añadir el deceso del atacante suicida.

El atentado se produjo ayer alrededor de las 13.30 hora local (08.30 GMT), en la mezquita Gul Muhamand, en la región de Mohmand, situada en las áreas tribales del noroeste del país, en un momento en que el templo estaba lleno de gente para la oración de viernes.

En un comunicado difundido la pasada medianoche, JuA indicó que tenía como objetivo el comité de paz del distrito de Anbar porque en 2009 mató a 13 de sus mujahidines y capturó y entregó a otros miembros del grupo a los gobiernos de la agencia (región) Swat y Bajaur.

"Nuestra lucha contra los comités de paz y el Gobierno continuará hasta imponer la sharía (ley islámica)", dijo.

Akbar explicó que como resultado de la explosión el techo de la galería cubierta de entrada cedió y algunas personas quedaron enterradas bajo los escombros.

"Todas las tareas de rescate han concluido ya", agregó.

El ataque se produjo un día después de que finalizasen en el país las celebraciones del Eid-ul-Adh o fiesta musulmana del sacrificio.

El pasado martes, en el primer día de esa festividad, dos policías murieron y cuatro resultaron heridos en una explosión al paso de un vehículo policial en Quetta (oeste), horas después de que un insurgente suicida falleciese en otro intento de atentado perpetrado contra una mezquita chií en el sur del país.

Pese a este tipo de ataques, Pakistán ha visto caer el número de acciones terroristas, una tendencia que el Gobierno y el Ejército atribuyen a la operación militar iniciada en junio de 2014 en el noroeste del país contra supuestos santuarios talibanes.