26 de septiembre
Martes
Mayormente despejado
19°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 13 de julio de 2017, 16:57

Joven denuncia que la despidieron por estar embarazada

Una joven de 28 años de edad sostiene haber sido embaucada por su ex jefa. La dueña del local donde trabajaba desde hace cinco años la despidió, según la denunciante, por estar embarazada. "Me dijo que una mujer cuando se convierte en madre solo sirve para criar a los hijos", comentó.
Soledad Castillo tiene 28 años de edad. Este año dio a luz a una niña y desde ese momento quedó desempleada, según denunció. Su conflicto laboral inició cuando su ex jefa, identificada como Mercedes Argüello, se enteró de que la joven estaba embarazada. Le repetía constantemente, según la denunciante, que al convertirse en madre debía quedarse en la casa y ser mantenida por su marido.

Sostuvo que desde hace varios años trabaja en la empresa SixTell, un negocio que se basa en la recarga de celulares, pago de servicios, entre otras cosas. Se ubica dentro de un supermercado situado en la ciudad de Fernando de la Mora. Aseguró que por día muchos clientes llegan hasta el comercio y por momentos el trabajo se vuelve desesperante debido al intenso trajín.

La joven madre relató a ULTIMAHORA.COM que desde hace meses que la dueña del local le "recomendaba" renunciar al trabajo para poder educar correctamente a su hijo, dependiendo completamente de que su marido lleve el pan a la casa. Soledad asegura que nunca le dio importancia alguna a los comentarios de su ex patrona.

Una mañana, cuando muchos clientes llegaron al local, la señora Mercedes le hizo firmar un documento diciéndole que se trataba de un compromiso con relación al permiso por maternidad. Soledad estaba a días de dar a luz, por lo que no dudó en firmar el documento sin darle siquiera una breve lectura, confesó.

"Trabajé durante cinco años en el lugar. Me quedé embarazada y trabajé en el local hasta el 15 de febrero de este año. Le tuve a mi bebé el 23 de marzo de este año. En todo momento de mi embazado ella me pedía que renuncie, pero nunca renuncié e incluso me iba a trabajar domingos y feriados. Nunca me hizo firmar un contrato siquiera durante todos estos años", contó.

"En mis días libres trataba de ir al Hospital para no pedirle permiso, tenía miedo de perder el trabajo. Dentro de mi ignorancia no leí el documento que me hizo firmar y se trataba de una renuncia. Tres meses después de tener a mi beba fui al trabajo y me dijo que ya no me podía recibir ahí porque soy madre", precisó.

Comentó a nuestra redacción que en medio de la confusión recurrió al Ministerio de Trabajo, sin embargo, la respuesta de los funcionarios estatales le generó frustración e impotencia, según contó.

"Me fui al Ministerio y una chica me dijo que hice un abandono de trabajo. Le dije que no entendía porque no abandoné el puesto laboral, sino que tuve a mi beba. Me fui a buscar ayuda y salí desesperada", dijo.

Detalló que durante los cinco años que trabajó en el lugar no le hicieron firmar un contrato ni la ingresaron dentro del sistema de seguridad social del Instituto de Previsión Social (IPS). Aseguró que tampoco le pagaban por trabajar horas extras y feriados.

"ME ESTÁ CHANTAJEANDO"

Nuestra redacción se comunicó con la propietaria del local para conocer la otra versión de los hechos. La mujer sostuvo que Soledad renunció porque quiso y que incluso le había "entrenado" a una persona que se quedaría en su lugar.

"Ella salió para tenerle a su bebé, incluso dos meses antes ella le preparó a otra chica. En realidad su marido no quería que trabaje. Cobró lo que tenía que cobrar por firmar su renuncia y se fue. Volvió tres meses después y le dije que ya no podía recibirla porque tenía el personal justo trabajando en el negocio", comentó la señora Mercedes.

Sostiene que la joven solo está "chantajeando" para sacar provecho. Aseguró que tiene testigos para sostener ante la Justicia lo afirmado.

Añadió que, efectivamente, no le hizo firmar un contrato de trabajo y que son los funcionarios quienes no lo quieren hacer para que no se les descuente el porcentaje de aportes al IPS. Comentó que le apena lo que está pasando. Se excusó diciendo que es hipertensa y que la "falsa denuncia de la mujer" le puede generar problemas de salud.