11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 08:36

José López no está loco según informe psiquiátrico

El diario Clarín accedió a un documento según el cual el ex secretario de Obras Públicas, José López, ya está apto para pasar a un pabellón común en Ezeiza y seguir declarando.

De acuerdo al informe médico elaborado el 6 de julio, pasado por psiquiatras y psicólogos del área Prisma (Programa Interministerial de Salud Mental Argentino), y al que tuvo acceso Clarín, el ex secretario de Obras Públicas está apto para estar en un pabellón común y seguir declarando.

Hasta este miércoles, al cumplirse un mes de su detención, el ex funcionario seguía internado en esa área y, de acuerdo a la agencia oficial Télam continuaba llamando la atención con sus "gritos" y sus actitudes de "loco", que incluyen bailes al desnudo ante las cámaras de seguridad e invocaciones al ex gobernador de Tucumán, José Alperovich.

Por el contrario, este informe dice que no tiene "ideación delirante". Lo concreto es que en el punto "observaciones" del informe se apunta: "La sintomatología que ha motivado su derivación al Sede (Sala de Evaluación, Diagnóstico y Estabilización) ha remitido. No presenta riesgo cierto e inminente para sí o para terceros al momento actual".

Y concluye: "El evaluado no presenta criterios de internación al dispositivo Prisma". Pero hay más: niega haber sido internado por adicciones que solo consume alcohol "en situaciones sociales". Sí da cuenta de que "en el último mes previo a su detención" estaba bajo tratamiento "psicofarmacológico ambulatorio".

Este miércoles un fiscal argentino pidió que se tome declaración indagatoria al ex ministro de Planificación Julio De Vido y al ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros, en una causa que investiga presuntas maniobras de fraude en obras de gasoductos en las que intervino la constructora sueca Skanska.

La investigación se inició a finales de 2006 a partir de denuncias de supuestos sobreprecios en obras de ampliación de gasoductos bajo control del Ente Regulador del Gas (Enargas) en las que intervino la multinacional Skanska con la financiación de un fideicomiso administrado por el estatal Banco de la Nación Argentina, el mayor del país.