6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 8 de julio de 2016, 10:36

Jorge Bolani, el actor que protagonizó el "maracanazo" del cine uruguayo

Montevideo, 8 jul (EFE).- El actor uruguayo Jorge Bolani, protagonista de la película "Whisky" (2004), que catapultó al cine uruguayo a la escena mundial, aseguró en una entrevista con Efe que los éxitos cosechados por el largometraje se trataron de un "maracanazo" para el cine de su país.

El filme, dirigido por los uruguayos Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll, significó un "hito" para la historia del audiovisual del país, ya que en la sección "Un certain regard" del Festival de Cannes de aquel año obtuvo el premio de la crítica y otro del jurado oficial a la mirada original.

"Fue un segundo 'maracanazo', con lo que implica para Uruguay decir esa palabra", dijo Bolani citando a su colega Andrés Pazos, el otro intérprete de la película, considerada por el Festival de Cine de Valdivia en 2013 la mejor de Latinoamérica de las dos décadas previas.

Hoy, doce años luego de esa gesta, el actor, que el mes pasado ingresó como miembro de la Academia Nacional de Letras (ANL) de Uruguay, recuerda el origen de su carrera en el teatro, su paso por la televisión en España y la importancia que "Whisky" tuvo en la transformación de la industria cinematográfica de su país.

Para Bolani, esa película, junto con "25 Watts" (2001, de los mismos directores), significa un momento de quiebre en la filmografía del país suramericano, no solo tras su pasaje por Cannes sino en otras muestras cinematográficas como San Sebastián o incluso luego de obtener el Goya al mejor largometraje iberoamericano.

"Ha habido un cambio cuantitativo y cualitativo en todos aquellos implicados en el trabajo artístico. No solo actores, sino también los técnicos, los camarógrafos, los diseñadores de arte, luz y sonido. Le han dado en los últimos diez años un empuje grande a lo que podemos llamar la pequeña industria uruguaya", expresó.

De este modo, de un panorama en el que se rodaba en promedio una o dos películas por año, se llegó a tener en la actualidad unas ocho o nueve, agregó.

Una de las claves del éxito de "Whisky" es la manera en la que sus directores retrataron, "con su propia impronta" y con influencias cinematográficas como la del finlandés Aki Kaurismaki, la esencia y la idiosincrasia uruguaya, caracterizada por una cierta "grisura" y melancolía.

La trama gira en torno a Jacobo, un hombre que vive en Montevideo y se reúne con su hermano Herman -interpretado por Bolani- que vuelve de Brasil para presenciar un rito religioso judaico tras la muerte de su madre. A raíz del reencuentro se plantean tensiones entre los distintos personajes no exentas de comicidad.

Bolani pertenece a un grupo de actores de Uruguay con origen en el teatro independiente -un movimiento de larga tradición en el país- que lograron adaptarse a formatos como la televisión o el cine.

Precisamente, entre 1994 y 1995, el uruguayo formó parte del elenco de una nueva versión de la serie televisiva española Curro Jiménez, escrita por su compatriota Taco Larreta y en la que también actuó el mítico Sancho Gracia.

En aquel momento, muchos actores estaban haciendo sus "primeras armas" en el mundo audiovisual y la escala de la producción era algo inusitado para el país, tanto para actores como para técnicos, que supieron incorporar los aprendizajes derivados de la experiencia.

"Tener escenas exclusivamente con Sancho también me aportó mucho, porque la inseguridad que yo podía tener la podía sobreponer estando frente a un hombre que ya tenía muchos años de televisión. Parece que no, pero eso se contagia y fue muy generoso con los actores uruguayos", recordó.

Años después, la adaptación de Bolani al formato audiovisual también se vería en series televisivas locales.

"El cine tiene su perfil propio, su código propio para el actor y en algunas cosas difiere un poco (con el teatro), pero básicamente implica involucrarse con un personaje y una gran capacidad de abstracción", aseguró.

No obstante, se define como "un hombre de teatro" influenciado por la escuela de actuación inglesa, con cuyos textos en lengua original dio sus primeros pasos en las tablas y dio lugar a una prolífica carrera que se extendió por cuatro décadas.