8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 15 de noviembre de 2016, 04:42

Japón amplía el rol de las tropas en el exterior por primera vez tras la reforma militar

Tokio, 15 nov (EFE).- Japón aprobó hoy ampliar las funciones de sus Fuerzas de Autodefensa (Ejército) de una misión en el exterior por primera vez desde la entrada en vigor en marzo de la controvertida reforma militar que concede a sus tropas la potestad de combatir.

El Gobierno japonés acordó en una reunión de su Gabinete dar una nueva tarea de seguridad a los soldados que participan en las operaciones de paz de Naciones Unidas (ONU) en Sudán del Sur.

La nueva competencia de las Fuerzas de Autodefensa (SDF) será rescatar al personal de la ONU y otros individuos que estén siendo atacados con un criterio menos restrictivo en cuanto al uso de las armas.

Unas 350 personas se concentraron hoy frente a la oficina del primer ministro nipón, Shinzo Abe, para protestar contra la aprobación de una medida que a su juicio pone en riesgo la paz y las vidas de los soldados nipones, según informaron los medios nacionales.

"Es una decisión indignante que destruirá la paz que los japoneses hemos construido durante generaciones", señaló la activista Yuri Nagao, una de las organizadoras de la protesta, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

Hasta ahora el uso de armas por parte de las tropas japonesas estaba limitado a la autodefensa, pero en las misiones de rescate podrán realizar disparos de advertencia para hacer que un grupo armado o de alborotadores retroceda, y también podrán disparar si son atacados o sienten una amenaza mortal.

Los miembros de las SDF ampliarán también su rol en la protección de los campamentos de la misión, pues se les permitirá defender las áreas junto a tropas de otras naciones incluso si los soldados japoneses no son el blanco directo de los ataques.

Japón ha enviado unidades de tierra de su fuerzas armadas para construir carreteras y otras infraestructuras en Sudán del Sur como parte de la misión UNMISS de la ONU desde 2012, pero las tropas que serán enviadas a partir del domingo verán ampliadas sus operaciones.

El Gobierno nipón concretó que las misiones de rescate se llevarán a cabo "en casos muy limitados" y cuando las autoridades de Sudán del Sur o las unidades de la ONU no puedan responder, y que las nuevas actividades de las tropas niponas se limitarán a Juba (capital del país) y áreas cercanas, según recogió la agencia.

La Administración que lidera Abe defiende que la nueva legislación conducirá a una mayor contribución a la seguridad y la paz regionales por parte de Japón a nivel internacional.

Los críticos temen, no obstante, que la normativa erosione la Constitución nipona, de marcado carácter pacifista, al envolver a las tropas japonesas en acciones militares en el exterior por primera vez tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.