26 de marzo
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Miércoles
Despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 2 de julio de 2016, 20:14

Izamal, nueva parada de la Ruta BBVA 2016 tras la búsqueda de la tortuga

Izamal (México), 2 jul (EFE).- La ciudad de Izamal, en el norte de la península mexicana de Yucatán, se ha convertido hoy en la nueva parada de la Ruta BBVA 2016, tras una intensa jornada en busca de la tortuga.

Los expedicionarios abordaron durante la madrugada una de esas caminatas que han hecho famoso a este programa académico-cultural: una marcha de 14 kilómetros por la playa entre San Fernando y Las Coloradas, en plena Reserva de la Biosfera de Ría Lagartos (litoral norte yucateca), para observar el desove de las tortugas.

La oscuridad es la principal aliada para poder ver a estos animales durante ese periodo tan importante de su reproducción que es el desove, que transcurre entre los meses de abril a octubre.

Por este motivo, la única iluminación permitida en la expedición fue la emitida por unos pocos frontales con luz roja, apenas los que abrían y cerraban los grupos en los que se dividió a los ruteros, que, con un lapso de 15 minutos entre unos y otros, salieron a caminar por la arena.

Pese a que la concentración de gente y la iluminación de cámaras de televisión y fotográficas colocan al reptil en una situación muy incómoda, los jóvenes tuvieron la suerte de avistar varios ejemplares de tortuga blanca o verde (una de las cuatro que pueden contemplarse en este santuario de tortugas marinas, además de la caguama, la laúd y la carey) a lo largo de su recorrido.

Un interminable manto de estrellas acunó los sueños de los expedicionarios sobre la arena de la playa, que, tras dormir tres horas, continuaron su caminata hasta Las Coloradas. Eso sí, tras la recompensa de ver salir el sol en ese incomparable paraje.

Pese a completar la marcha a primera hora de la mañana, esta transcurrió ya bajo un implacable calor, empeorado por la humedad típica de la zona.

Pese a la dureza de esas condiciones, no se registró ningún incidente serio entre los jóvenes, excepto varias tendinitis o golpes de calor, según confirmó a Efe Javier González Iglesias, médico de la expedición.

Y sin apenas descanso los grupos se dirigieron a su campamento para recoger las tiendas y sus respectivos equipos antes de continuar su recorrido por tierras yucatecas.

La primera parada relacionada con el mundo maya -que protagoniza el lema de esta trigésima primera edición de la Ruta BBVA, "Aventura en las selvas mayas de Yucatán", tuvo lugar hoy, con la visita al sitio arqueológico de Ek' Balam.

Esta ciudad, cuyo nombre en maya significa "jaguar negro", tuvo su máximo esplendor entre los años 770 y 896 de nuestra era, bajo el reinado de Ukit Kan Le'k Tok' y sus descendientes, si bien el sitio estuvo ocupado desde el 600 a.C. hasta 1600 d.C.

De los 15 kilómetros cuadrados que, según los estudios, ocupó esta ciudad, en la actualidad pueden visitarse 1,5, con un área amurallada como núcleo central y con más de 40 edificios, de los que muchos están restaurados.

Sin duda, el momento más destacado del día fue la ascensión a la denominada Acrópolis (término acuñado por los investigadores y no por la civilización maya), una construcción de 160 metros de largo, 60 de ancho y 31 de altura, en cuya escalinata la expedición al completo ha efectuado su primera "foto de grupo".

Y para no abandonar el lema que acompañó a los jóvenes en el inicio de su intensa jornada (la búsqueda de la tortuga), los guías que les acompañaron hoy en la visita a Ek' Balam les explicaron el legendario juego de pelota maya que, al igual que en otros recintos arqueológicos, también se jugaba en este.

Cinco hombres se enfrentaban con otros cinco (en Chichen Itzá, por ejemplo, llegaron a ser siete contra siete por las dimensiones del campo) para introducir por un aro una pelota de hasta 3 kilos de peso, tocándola únicamente con caderas, rodillas, hombros y codos. Las protecciones de codos y rodillas estaban hechas con caparazón de tortuga.

Los 180 expedicionarios de 17 países iberoamericanos dormirán hoy en el campamento instalado en el Convento de San Antonio de Padua, en la ciudad de Izamal, desde donde mañana partirán hacia Mérida, para continuar el recorrido por la península mexicana de Yucatán hasta el 15 de julio.

La 31ª edición de la Ruta BBVA visitará en su parte española Madrid y poblaciones de Extremadura y Andalucía hasta el 28 de julio.

Por Concepción M. Moreno