28 de junio
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
17°
26°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
14°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 15 de junio de 2017, 01:00

Itaú advierte que las lluvias amenazan el crecimiento

Itaú mantiene su proyección de crecimiento del 5% para el país este año, pero con riesgos a la baja por los efectos negativos de las lluvias sobre la construcción, la ganadería y la zafriña, entre abril y mayo.

Las fuertes lluvias de abril y mayo en el país afectaron la actividad económica en el inicio del segundo trimestre y ponen en riesgo la proyección del Banco Itaú en torno al crecimiento del 5% para este año para Paraguay, según consignó en su último informe Macro Latam.

Para 2018, se recorta el crecimiento estimado de 4% a 3,5%, por el menor crecimiento esperado en Brasil y Argentina. "Esperamos un tipo de cambio de G. 5.800 para fin de año (G. 5.750 previamente) en línea con la expectativa de mayor debilidad de la moneda brasileña", reza parte del informe.

El Banco Itaú, en su análisis de la economía paraguaya, mantiene su proyección de crecimiento de 5% para este año (4,3% es la estimación de crecimiento del BCP para 2017) con riesgos a la baja por los efectos negativos de las lluvias sobre la construcción, la ganadería y la zafriña. Se estima que la soja podrá alcanzar una cosecha récord de 10,6 millones de toneladas.

Las condiciones climáticas adversas afectaron principalmente a la construcción y al sector pecuario; mientras que el Imaep, excluyendo la agricultura y las binacionales, registró una merma de 3% anual en abril.

Así, la economía se expandió 4,8% anual en los primeros cuatro meses del año, según el documento.

El informe Macro Latam señala además que el sector agrícola se expandió 3,7% anual, principalmente por la cosecha récord de soja. La ganadería –por su parte– creció 4,6% anual por la mayor demanda externa de carne (principalmente desde Rusia y Chile) y la producción manufacturera aumentó un 16,9% anual, impulsada por el desempeño de los sectores de alimentos y bebidas. La construcción aumentó un 22,7% anual, debido a la ejecución de proyectos privados acompañada por la obra pública.

En cuanto al déficit fiscal de 12 meses, el informe indica que se desaceleró a 1,4% del PIB en mayo, desde 1,7% en abril, debido a los menores gastos de capital. "Mantenemos nuestra proyección de déficit fiscal de 1,5% del PIB, en línea con la Ley de Responsabilidad Fiscal", precisa Itaú.

Recordemos que el Fondo Monetario Internacional (FMI) había subido a inicios de este mes a 4,3% la estimación de crecimiento del país, desde un 3,3% proyectado en abril, debido a una expansión generalizada en todos los sectores.

El FMI atribuyó el crecimiento del país a una combinación de shocks positivos de oferta en sectores clave, un gasto privado más firme, entre otros factores que impulsan el crecimiento de la economía nacional.