18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 1 de mayo de 2017, 05:52

Israel en jornada de luto nacional antes de conmemorar la independencia

Jerusalén, 1 may (EFE).- Las sirenas antiaéreas sonaron hoy en Israel en la que es una de las jornadas nacionales de duelo para recordar a sus militares, policías y agentes de seguridad muertos en servicio y a las víctimas del terrorismo.

El ulular de las sirenas, las mismas que se emplean en caso de una amenaza aérea, se escuchó a las 11.00 hora local (8.00 GMT), lo que provocó un parón a escala nacional de dos minutos con los conductores en plena carretera, firmes junto a sus coches, y los vendedores y viandantes paralizados en las calles.

"Nuestras vidas siguen dependiendo de la voluntad de sacrificio de nuestros hijos e hijas, y sé que este sacrificio es condición imprescindible no solo para nuestra existencia sino también para alcanzar la paz con nuestros vecinos", dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en la ceremonia central de hoy.

Ante una audiencia de los más altos mandos, políticos, jueces, y público en general, reunidos en el cementerio militar del Monte Herzl, uno de los más de cuarenta que hay por todo el territorio israelí, agregó que "el Estado de Israel es la concreción de un sueño de generaciones".

El llamado Día del Recuerdo a los Caídos y Víctimas del Terrorismo, en hebreo "Yom Hazicarón", es una de las jornadas más emblemáticas del calendario local, en el que cerca de un millón de israelíes acuden a los cementerios a rendir homenaje a sus 23.544 soldados y agentes de los cuerpos de seguridad que han muerto en servicio a la nación.

A pesar de que se independizó en 1948 tras una decisión de Naciones Unidas, Israel cuenta a sus muertos desde 1860, año en el que se construyó el primer barrio fuera de las murallas de la antigua Jerusalén y que significó el restablecimiento de la comunidad judía en la Palestina entonces bajo dominio otomano.

Ello también obligó a la creación de un pequeño organismo de defensa civil por primera vez.

La inmensa mayoría de ellos murieron en las sucesivas guerras con los países árabes y los palestinos, aunque las estadísticas también incluye a soldados fallecidos por enfermedad u otras razones durante el servicio militar o en la reserva, en un afán de no distinguir entre unos y otros dado que el alistamiento es obligatorio.

En los últimos doce meses a la lista se han agregado 60 soldados, policías y otros agentes caídos, 37 inválidos y lisiados fallecidos como consecuencia de sus heridas, y 11 muertos en ataques palestinos.

Los registrados como víctimas del terrorismo ascienden a 3.117, más de un tercio durante la Segunda Intifada, entre 2000 y 2004.

La jornada, que comenzó ayer por la noche con un acto en el Muro de las Lamentaciones presidido por el jefe del Estado y altos mandos, precede al Día de Independencia, en una decisión destinada a recordar el "precio de la libertad", según dijo anoche el presidente israelí Reuvén Rivlin.

El recuerdo y el luto darán paso esta noche a las celebraciones por el Día de Independencia, que Israel celebra el 5 del mes hebreo de Iyar, que coincidió en 1948 con el 14 de mayo.

Un día después, los palestinos conmemoran todos los años su día de la "Nakba" o "Catástrofe", el destierro de cientos de miles de ellos, y la desposesión, que generó la Primera guerra árabe israelí, que estalló tras el rechazo de los países árabes a la creación de Israel por la ONU.