6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 5 de octubre de 2016, 13:03

Israel intercepta un barco de activistas que intentaba llegar a Gaza

Jerusalén, 5 oct (EFE).- El Ejército israelí interceptó hoy en aguas internacionales el velero Zaytouna-Oliva cuando se encontraba a alrededor de 40 millas náuticas de la franja de Gaza, a la que se dirigía para tratar de romper el bloqueo a ese territorio desde 2007.

La interceptación, que fue notificada primero por la ONG Rumbo a Gaza y confirmada después por fuentes militares israelíes, se produjo pasadas las 16.00 hora local (13.00 GMT).

"La armada israelí ha vuelto a actuar con total impunidad y contra toda legalidad internacional asaltando un barco civil que navegaba rumbo a Gaza en aguas internacionales del Mar Mediterráneo", dice el comunicado de prensa de la ONG.

Por su parte, fuentes militares indicaron que "de acuerdo con las órdenes del Gobierno (israelí), y después de agotar todos los canales diplomáticos, la Marina israelí redirigió el barco (al puerto de Ashdod) para impedir que rompiera el bloqueo marítimo legal".

En el velero iban trece mujeres de cinco continentes, entre ellas la premio Nobel de la Paz Mairead Maguire, la diputada argelina Samira Douaifia y la fotógrafa española Sandra Barrilaro, coautora del libro "Contra el olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948".

Esta última dijo a Efe, antes de la operación militar israelí, que la tripulación esperaba un abordaje "en cualquier momento" y que estaba "preparada para ello".

Las activistas habían anunciado reiteradamente que no llevaban ningún tipo de armas y que no iban a oponer resistencia si el barco era asaltado.

"Transcurrió sin ningún incidente", dijo a Efe sobre la operación la portavoz del Ejército Tamara Epelbaum, que declinó confirmar informaciones en medios locales a acerca de que las unidades militares que subieron al barco estaban compuestas por mujeres.

Según el Ejército israelí, ya antes oficiales de Marina exigieron a la capitana del barco que no tratara de aproximarse a las aguas territoriales de Gaza y romper el bloqueo, que Israel impuso en 2007 cuando el movimiento islamista Hamás se hizo con el control de la franja y expulsó a las fuerzas del presidente palestino, Mahmud Abás.

"De acuerdo al derecho internacional, la Marina israelí aconsejó numerosas veces al navío que cambiara de rumbo", se indica en el comunicado militar.

"Después de rechazar (la demanda), la Marina visitó e inspeccionó el barco en aguas internacionales para impedir su declarada intención de romper el bloqueo", matiza.

El bloqueo afecta a todas las fronteras terrestres de Israel con Gaza, donde viven 1,9 millones de palestinos, así como a los espacios aéreo y marítimo.

Cualquier material que entra en la franja es revisado meticulosamente para impedir el contrabando de armas, y la salida de palestinos sólo es posible en casos humanitarios y para aquellas personas con permisos especiales.

En 2013 el gobierno egipcio se sumó a las sanciones contra Hamás a raíz de una cadena de atentados islamistas en el Sinaí, y El Cairo sólo abre la frontera con Rafah de forma esporádica.

Una situación que las activistas del Zaytouna-Oliva querían "denunciar" por medios no violentos, al considerar que el bloqueo es "ilegal e inhumano".

La ONG describe la operación militar israelí como "secuestro" de las trece mujeres porque las llevaron "contra su voluntad a territorio israelí, cuando su destino era el puerto de Gaza, en aguas territoriales palestinas".

En el puerto de Gaza ya se había instalado hoy una carpa para recibir a las activistas, aunque a juzgar por casos anteriores las posibilidades eran escasas.

El Zeituna-Oliva, que partió de Barcelona el pasado septiembre y paró en varios puertos, entre ellos Córcega y Messina, forma parte de la iniciativa Flotilla de la Libertad, que ha desafiado el bloqueo con cerca de una veintena barcos en los últimos seis años, gracias a la financiación de donaciones particulares en 14 países, entre ellos de España, donde se han recaudado para este viaje 7.500 euros.