martes 29 de julio
Cotización del DÓLAR
G 4280
compra
G 4350
venta
DÓLAR
G 4280
compra
G 4350
venta
PESO AR
G 300
compra
G 360
venta
REAL
G 1800
compra
G 1890
venta
PESO UY
G 170
compra
G 250
venta
EURO
G 5800
compra
G 6000
venta
YEN
G 34.50
compra
G 43.50
venta
clima
25º C
Parcialmente nublado
Edición Impresa
Economía
miércoles 16 de mayo de 2012, 00:00

IRP: Elementariedades

0
Imprimir Agrandar Achicar
Pregunta: Después de tantos años de andar posponiendo la permanencia en vigencia del impuesto a la renta personal (IRP), después de tantas modificaciones que le han hecho a la normativa original y a los varios cambios posteriores a esta, después de tantas idas y vueltas entre una Cámara y otra del Congreso, ¿cuál es el estatus actual del IRP, en qué Cámara se encuentra, cuándo entra otra vez en vigencia y qué es lo elemental que tenemos que tener en cuenta ahora como potenciales contribuyentes?

Respuesta: Después de tantas pospuestas en su vigencia y de tantos cambios sobre los cambios, el texto que ha quedado como última versión del proyecto de ley es un montón variopinto de retazos, cosidos en la forma de un patchwork (trozos de tela puestos en mosaico), que en partes ya se hace difícil reconocer los artículos originales del impuesto a la renta del servicio de carácter personal, así se lo llama en la Ley 2421/04 de Adecuación Fiscal, por la cual se lo había puesto en vigencia la primera vez el 1.º de enero de 2006.

La Cámara de Diputados dio el pasado jueves 3 de mayo de 2012 su media sanción al así tantas veces modificado texto de ley y el Senado tiene que pronunciarse próximamente al respecto. Si lo hace en conformidad con la versión sancionada en Diputados, pasará al Poder Ejecutivo para su promulgación. Es sabido que el presidente Lugo lo promulgará de inmediato. Bien puede ser entonces, si el Senado tiene mayoría a favor, que tengamos próximamente en vigencia de nuevo el impuesto a la renta personal o IRP, como ya se lo conoce hoy en día.

Si eso ocurriera, entonces se necesitará la reglamentación correspondiente, a cargo del Poder Ejecutivo. Aún en el caso de que se tenga la sanción completa del Congreso en los próximos días y la promulgación unos días después, estaremos ya a fines de mayo o comienzos de junio. Para la reglamentación, Hacienda necesitará nuevamente algunas semanas. Incluso en el caso hipotético de que la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) se expida sin mayor pérdida de tiempo, habremos llegado ya a julio o agosto del año en curso.

No será recomendable que el Poder Ejecutivo pretenda poner en vigencia inmediata la ley promulgada porque los contribuyentes y los profesionales que los asisten necesitarán tiempo para familiarizarse con la nueva reglamentación y poder hacer frente a los compromisos formales que les exigirá el flamante IRP. Si impera la sensatez, el IRP se promulgará y reglamentará en los próximos tiempos, pero su entrada en vigencia -ojalá- probablemente ocurra solo desde el 1.º de enero de 2013. Esto será mejor tanto para Hacienda como para el sector privado.

Usted como contribuyente no necesita hacer nada por el momento, salvo esperar a que el Senado se expida, a que el Poder Ejecutivo promulgue la ley y a que Hacienda la reglamente. Para eso, en caso de que esta secuencia siga normalmente, se necesitarán varias semanas. Pero una vez que haya ocurrido todo eso en el sentido señalado, vale decir sanción, promulgación, reglamentación y puesta en vigencia, usted, si se encuentran en el rango incidido, deberá organizar sus servicios personales de la siguiente forma:

1. Habilitar un archivo con los comprobantes legales de sus compras e inversiones.

2. Habilitar otro archivo para las facturas legales que usted tendrá que emitir por todos los servicios prestados, cuando estos estén gravados.

3. Interiorizarse de la ley y de la reglamentación correspondiente.

La buena nueva es que, si usted organiza y archiva adecuadamente toda la documentación legal respaldatoria de sus compras e inversiones y de sus ventas de servicios profesionales, usted no pagará ningún impuesto o que pagará sumas relativamente pequeñas.

La mala noticia es que si usted no cuenta con la documentación legal respaldatoria, usted tendrá que pagar el IRP sobre esas actividades. Como es un impuesto anual y sus tasas oscilarán en el futuro entre el 8% y el 10% de sus ingresos netos imponibles, la suma a pagar al finalizar cada año será relativamente grande.

Dr. Ricardo Rodríguez Silvero

0 Comentarios