16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 3 de noviembre de 2016, 08:06

Iraníes conmemoran la toma de la embajada de EEUU y piden precaución a su Gobierno

Teherán, 3 nov (EFE).- Miles de iraníes expresaron hoy su odio a Estados Unidos y pidieron cautela a su Gobierno en la manifestación para conmemorar el 37 aniversario de la histórica toma de la Embajada estadounidense en Teherán, que desencadenó la ruptura de relaciones entre ambos países en 1979.

Con los puños cerrados y gritos de "Muerte a EEUU" y "Muerte a Israel", los manifestantes exigieron precaución ante un país "arrogante" que "no cumple" con sus compromisos durante la marcha para recordar un incidente que derivó en el secuestro, por parte de estudiantes islámicos, de 54 estadounidenses durante 444 días.

"Precaución, precaución" insistían en pedir los participantes al ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamed Javad Zarif, en referencia a la indicación del líder supremo del país, Alí Jameneí, del incumplimiento por parte de EEUU del acuerdo nuclear logrado en el año pasado entre Irán y la comunidad internacional.

En un acto simbólico, los participantes destruyeron con piedras un obelisco en el que colocaron las banderas de EEUU, Arabia Saudí, Israel y Reino Unido, para expresar su rechazo a dichos países.

Las pancartas mostraban la desconfianza de Irán respecto a Washington, destacaban la "sangrienta naturaleza asesina" de EEUU, Arabia Saudí e Israel y criticaban las políticas del gobierno del actual presidente iraní, Hasan Rohaní, al sentarse a negociar el tema nuclear con las grandes potencias mundiales.

"EEUU, director de la guerra impuesta (en referencia al conflicto entre Irán e Irak en los años 80)", "no confiamos en EEUU embaucador", "la diplomacia de sonrisa y ruego, le trae al pueblo humillación en vez de honor", rezaban algunos carteles.

En un discurso, el vicecomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, general Hosein Salamí, recordó a EEUU que si continúa su incumplimiento del acuerdo nuclear, denominado Plan Integral de la Acción Conjunta (JCPOA, en inglés), Irán "activará su ciclo nuclear".

"La República Islámica de Irán no esta comprometida solo con el Grupo 5+1 (EEUU, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania)", dijo, sino que "también tiene un compromiso inherente, persistente, profundo, fuerte y con raíces con el pueblo iraní".

Una mujer de 45 años explicó a Efe: "nosotros, los iraníes estamos muy enfadados con EEUU, pensábamos que después del JCPOA se solucionarían los problemas" económicos que hay en el país, "pero ellos (los estadounidenses) no cumplieron con sus compromisos".

"Ya no confiamos más en ellos", dijo, antes de asegurar que ha acudido a la manifestación, como todos los años, para gritar "muerte EEUU y muerte Israel".

Said, un joven de 28 años con aspecto de estudiante islámico, se mostró dispuesto a dar "hasta la ultima gota" de su sangre; "Gritaré muerte EEUU y sacrificare mi vida por el líder y mi país", aseveró.

Jameneí señaló ayer que Washington ha llevado a cabo varias conspiraciones contra Irán a lo largo de la historia, la última de las cuales es el incumplimiento del JCPOA por parte de Washington, antes de calificar a los gobiernos de EEUU de "mentirosos" y "tramposos", informó su web oficial.

Con motivo de la conmemoración de la toma de la Embajada, en una jornada denominada "el día de la lucha contra la arrogancia", el líder iraní afirmó que "la negociación con EEUU no es solución".

Los participantes, entre los que había tanto hombres y mujeres mayores, como jóvenes y niños, acompañados por sus padres y sus profesores, finalizaron la manifestación con la quema de las banderas de EEUU e Israel.

Artemis Razmipour