8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 27 de septiembre de 2016, 08:17

Irán y Arabia Saudí diluyen expectativas de un acuerdo de OPEP en producción y precios petróleo

Argel, 27 sep (EFE).- Irán y Arabia Saudí diluyeron hoy las expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llegue a un acuerdo sobre la producción y los precios durante la reunión informal que se celebrará mañana en Argel al margen del XXV Foro Internacional de la Energía.

Fuentes diplomáticas consultadas por Efe durante la ceremonia de apertura del citado foro aseguraron que son todavía acusadas las diferencias de criterio entre Riad y Teherán sobre el momento y el alcance de una eventual congelación de las cuotas particulares de exportación.

"Mañana se seguirá con las negociaciones, pero no parece posible que halla una solución antes de la reunión prevista a finales de noviembre en Viena", explicaron las fuentes, que prefirieron no ser identificadas.

En los pasillos del nuevo centro de convenciones de Argel, el ministro Saudí Energía, Jaled al Faleh, insistió en su país observa de cerca la evolución de los precios y está dispuesto a apoyar medidas que contribuyan a reequilibrar el mercado y favorecer tanto a los miembros del cartel como a los productores externos.

"Arabia Saudí respalda cualquier posición que ayude a garantizar la estabilidad de precios", subrayó Al Faleh, quien reiteró la necesidad de que Rusia, principal productor externo, desempeñe un papel en esta crisis.

"Los precios deben mantenerse a un buen nivel para poder atraer la inversión, algo que no ha ocurrido últimamente", estimó el ministro saudí antes de admitir que hay un excedente en el mercado.

Con 4,62 millones de barriles diarios, Arabia Saudí es el primer exportador mundial de crudo.

Acuciada por la creciente demanda interna y necesitada por la guerra que ha lanzado en Yemen, la monarquía saudí decidió elevar su cuota particular el pasado mes de enero, fecha en la que incrementó su exportación en casi 700.000 barriles diarios.

Fuentes cercanas a la OPEP aseguraran que la petromonarquía árabe está dispuesta a retornar a las cifras de principio de año, pero que exige para ello que otros países, y en particular Irán, congelen también su cuota.

Teherán insistió, sin embargo, en que no está dispuesto a aceptar congelación alguna hasta que recupere los niveles de exportación previos a las sanciones que le puso la comunidad internacional tras la revolución del 1979, y que se cifraban en cuatro millones de barriles diarios.

Según datos de la compañía Bloomberg, Irán produce ahora unos 3,8 millones de barriles de crudo diario.

En esta línea, el ministro iraní de Energía, Bijan Zanganeh, contribuyó a disolver las expectativas de un acuerdo en Argel al subrayar que "no ha llegado el momento de tomar decisiones" y emplazar a las partes a seguir negociando de cara a la reunión formal del 30 de noviembre.

En este contexto, los países miembros del cartel se reunirán para seguir sus consultas mañana a las 14.00 horas GMT en Argel, una vez concluya el Foro Internacional de la Energía, y tras mantener una serie de encuentros bilaterales con Rusia y otros productores externos presentes en la capital norteafricana.

Productores menores, como Argelia, desean que tanto la OPEP como los productores externos retiren del mercado cerca de un millón de barriles diarios para que los precios suban y se equilibren al alza en la horquilla de 50-60 dólares.