29 de septiembre
Jueves
Parcialmente nublado
18°
35°
Viernes
Poco nublado con tormentas
17°
30°
Sábado
Mayormente nublado
18°
32°
Domingo
Mayormente nublado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 7 de septiembre de 2016, 09:59

Irán pide a los musulmanes "castigar los crímenes" de Arabia Saudí

Teherán, 7 sep (EFE).- El presidente de Irán, Hasán Rohaní, pidió hoy a los musulmanes de todo el mundo "un esfuerzo" para "castigar" los que calificó de "crímenes" de Arabia Saudí, en alusión a los conflictos en Irak, Siria y Yemen y a los litigios continuos entre ambos países, máximos exponentes de las ramas suní y chií del islam.

"Los países de la región y del mundo islámico deberían hacer esfuerzos conjuntos para resolver los problemas existentes (con Arabia Saudí) y castigar a su Gobierno", afirmó Rohaní en unas declaraciones a la salida del consejo de ministros y que fueron recogidas por la agencia oficial iraní, IRNA.

Además, Rohaní denunció "la falta de tacto y la ineptitud" de los saudíes a la hora de supervisar el peregrinaje sagrado a La Meca de los musulmanes, lo que, a su juicio, propició la estampida ocurrida el año pasado en la localidad de Mina, en la que murieron varios cientos de personas, muchas de ellas de nacionalidad iraní.

En ese sentido, Rohaní apuntó que el gobierno iraní "nunca dejará que la sangre de los mártires" de su país que murieron en dicha estampida, "se haya derramado en vano" y afirmó que mantendrá "todos sus esfuerzos para restaurar sus derechos".

Rohaní insistió en acusar a Riad de haber puesto obstáculos para que los iraníes acudan este año a La Meca para los rituales del Hach, la peregrinación más sagrada para los musulmanes, y afirmó que en una época que debe marcar la "unidad de los creyentes", el reino saudí "ni siquiera se ha disculpado" por lo ocurrido hace un año.

Por su parte, el líder supremo iraní, Alí Jameneí, se refirió a este a este tema en el mismo tono que empleó el lunes durante una reunión con los familiares de las víctimas de la estampida de Mina, en la que afirmó que "la perversa y malvada casta saudí no merece dirigir los santos lugares".

Jameneí insistió además en pedir una investigación internacional sobre esa tragedia, que, según dijo, causó la muerte de 7.000 personas, una cifra que contrasta con los 1.757 peregrinos reconocidos en las cifras oficiales recabadas por Efe y las poco más de 700 reconocidas por Arabia Saudí.

La escalada de tensión entre ambos países, representantes de las ramas suní (Arabia Saudí) y chií (Irán) del Islám, creció ayer cuando la principal autoridad religiosa islámica del reino wahabí, Abdelaziz al Sheij, afirmó que los chiíes y su líder supremo son "enemigos del islam" y "no musulmanes".