25 de febrero
Sábado
Muy nublado
23°
35°
Domingo
Mayormente nublado
23°
33°
Lunes
Mayormente nublado con tormentas
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 16 de febrero de 2017, 11:03

Investigan robo de unas 1.800 cabezas de ganado en San Pedro

El fiscal Alexis Takahashi dijo que existen varias hipótesis con relación al robo de 1.800 cabezas de ganado de una estancia ubicada en el departamento de San Pedro, cuyo principal sospechoso es el administrador del establecimiento. Para la Asociación Rural del Paraguay (ARP) es una situación grave y preocupante.

El robo de 1.800 cabezas de ganado se registró en la estancia "Palomita" del distrito de Yrybucuá, en el departamento de San Pedro. El propietario del establecimiento, Antonio Plate, mencionó un perjuicio económico de alrededor de G. 4.500 millones.

La Fiscalía General de la República designó al fiscal Alexis Takahashi para la investigación del caso. "Asumimos este miércoles la causa y empezamos a realizar las diligencias", señaló el representante del Ministerio Público.

En principio, dijo que se manejan varias hipótesis a ser analizadas y corroboradas con los diferentes procedimientos previstos para lograr determinar a los responsables de este caso.

Hasta el momento el administrador del lugar es el principal sospechoso, junto a otras dos personas que trabajaban en la estancia. El capataz gozaba de la confianza del dueño y desde hace 7 años que se encontraba trabajando en el lugar.

Los investigadores manejan que el robo de las cabezas de ganado se produjo en los seis últimos meses. Buscan determinar si se vendió en forma sistemática en la zona o se realizó el traslado del vacuno hacia frigoríficos de Asunción y Central.

"Ellos (los sospechosos) están desaparecidos, según testigos, el pasado sábado abordaron un camión transportador de ganado y se llevaron todas las pertenencias de la estancia. La estancia esta pelada, no tiene nada", refirió el fiscal a la emisora 780 AM.

PREOCUPACIÓN. Luis Villasanti, titular de la Asociación Rural del Paraguay, expresó que es una situación grave y preocupante para la ganadería local y el país. Señaló que el domingo pasado tuvieron conocimiento del hecho y rápidamente empezaron a trabajar con diferentes instituciones.

Si bien el capataz de la estancia es el principal sospechoso, para el presidente del gremio debe haber toda una organización detrás. "Una sola persona no podrá mover esa cantidad de ganado, se necesita de mucho dinero", señaló.

Agregó que los animales pudieron ser enviados a mataderos de la zona que no son controlados por los municipios y advirtió que eso puede ser perjudicial para la salud de las personas.

El propietario Antonio Plate tenía mucha confianza en el personal de su establecimiento y por esa razón no visitaba mucho el lugar, según comentó Villasanti.