26 de febrero
Domingo
Mayormente nublado
23°
35°
Lunes
Parcialmente nublado
23°
34°
Martes
Nublado
24°
34°
Miércoles
Nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 20 de agosto de 2016, 01:00

Intervención es una “reprimenda”

El presidente de la Cámara de Teledifusores del Paraguay (Catelpar), Pablo Troche, aseguró que las “verificaciones” sorpresivas por parte de inspectores de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a los canales de televisión son una “reprimenda” en respuesta a la denuncia que realizó la Cámara con respecto a la resolución número 95.

Según el gremio, esta normativa se emitió en forma silenciosa y oculta el 21 de enero de 2016 y recién se publicó en la Gaceta Oficial en fecha 14 de abril de 2016 (tres meses después), sin ninguna publicidad ni comunicación a nadie.

“Es una clara reprimenda porque nosotros denunciamos las modificaciones que hizo de manera violatoria la Conatel al Reglamento del Servicio de Televisión, sin haber dado intervención ni participación al Consejo de Radiodifusión”, aseguró Troche.

Asimismo, explicó que para modificar un reglamento de televisión, deben existir trabajos técnicos previos y razones suficientemente para avalar una modificación de algo tan trascendente como lo son las reglas de funcionamiento de toda una industria. Sin embargo, nada de ello se hizo, no se socializó a los afectados ni se pidieron opiniones técnicas.

El titular de Catelpar aseguró que las normativas establecidas en la resolución forman parte de un ataque técnico a las empresas de TV, afectando el derecho adquirido de forma clandestina. Sostiene la nulidad de la resolución que aprobó Teresa Palacios, actual presidenta de Conatel.

Dijo, además, que la Ley 642 de Telecomunicaciones, artículo 44, establece claramente que “son funciones del Consejo de Radiodifusión: participar en la elaboración, modificación o actualización del Reglamento de Radiodifusión”, por lo que la Conatel ha infringido la ley, denunció.