6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 5 de agosto de 2016, 18:24

Internan en un hospital a gobernador boliviano tras 12 días de huelga de hambre

La Paz, 5 ago (EFE).- El gobernador de la región boliviana de La Paz, el intelectual aimara y opositor Félix Patzi, fue trasladado de emergencia hoy a un hospital tras haberse agravado su salud al cumplir 12 días en huelga de hambre para reclamar al Gobierno de Evo Morales más recursos para el desarrollo regional.

El médico Juan Guerra, del Hospital Gastroenterológico, dijo que Patzi, de 49 años, comenzó a tener dificultades en la respiración y sufrió una descompensación interna, por lo que fue necesario su trasladado al nosocomio para ser sometido a varios exámenes.

Según Guerra, Patzi estará internado por los próximos cinco días para someterse a un tratamiento de recuperación y cuidado sobre todo de sus funciones renales, ya que durante los doce días consumió solo mates de hoja de coca, caramelos y agua.

Patzi ahora es hidratado a través de sueros y recibe medicamentos sobre todo para el dolor de cabeza, indicaron los médicos.

El gobernador mantenía la medida para exigir al Gobierno un mayor presupuesto para la región a pesar de que los médicos de la Cruz Roja le recomendaron el jueves suspender la huelga.

La medida del político tiene el apoyo de siete grupos con unos 60 manifestantes quienes se mantendrán en huelga de hambre para reforzar la petición de más recursos para La Paz, indicó la Gobernación.

Patzi fue ministro de Educación en los primeros dos años del Gobierno de Morales, luego fue invitado por el oficialismo a postularse como gobernador en 2010 pero la candidatura quedó frustrada y en 2015 fue elegido en el cargo por el movimiento opositor Sol.Bo.

En declaraciones previas a su evacuación, Patzi pidió al Gobierno la aplicación de un pacto fiscal que contribuya a la democratización económica del país, con el objetivo de permitir a todas las regiones crecer de "manera equitativa".

Propuso que el pacto fiscal se centre en tres ejes: fortalecimiento de las infraestructuras productivas, temas sociales y seguridad ciudadana para lo que se necesitan más recursos.